Efemérides Nacionales

España deja sin poder a Pedro Santana

SANTO DOMINGO, el 19 de julio de 1862, el general español Felipe Ribero Lemoine sustituyó al general Pedro Santana, quien se desempeñaba como Capitán General de Santo Domingo, que había sido declarado con la anexión provincia de España.

Pedro Santana molesto con las autoridades españoles que poco a poco lo habían dejado sin poder, renunció a su cargo el 6 de enero de 1862. En ese momento puso alegó sufrir problemas de salud.

Santana había hecho la proclama en virtud de la cual anexó el país a España el día 18 de marzo de 1861, como premio fue elevado a la categoría de Marqués de las Carreras, pero tan pronto comenzó la nueva administración inició un plan para dejarlo sin poder.

Muchos de los militares que seguían a Santana no fueron aceptados en el Ejército Español, con lo que el ex Presidente dominicano quedó sin poder.

España designó el 6 de agosto de 1861, una Junta Clasificadora, con la misión d estudiar las hojas de servicios de los militares santanistas, pero al final terminó descalificando a la mayoría para ser aceptados en el Ejército Español.

La realidad disgustó a Santana, y una versión de la época da cuenta de que la nueva situación lo deprimió y fue el motivo de que presentara renuncia el 6 de enero de 1862, como Capitán General de la Provincia de Santo Domingo.

En su proclama del 18 de marzo de 1861, el general Pedro Santana justificó la anexión a España y sostuvo:

“Ella nos da la libertad natural y aleja para siempre la posibilidad de perderla; ella nos asegura nuestra propiedad, reconociendo válidos todos los actos de la República; ofrece atención y premia al mérito, y tendrá presente los servicios prestados al país; ella en fin, trae la paz a este suelo tan combatido, y con la paz sus benéficas consecuencias”.

En opinión de Pedro Santana:

“La España nos protégé, su pabellón nos cubre, sus armas impondrán a los extraños; reconoce nuestras libertades, y juntos las defendemos, formando un solo pueblo, una sola familia, como siempre lo fuimos…”.

La nueva situación acabó con el poder militar y político de Pedro Santana, ya que a partir del día 19 de julio de 1862, con la toma de posesión del general Felipe Ribero Lemoine, los españoles pasaron a controlar todas las estructuras de poder.

Una decisión importante fue la desarticulación del estamento militar santanista, que lo colocaba en la posición de decidir los asuntos dominicanos.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas