Editorial

Un informe motivador

La misión del Fondo Monetario Internacional que nos visitó hace algunos días, presentó su informe sobre el desempeño de la economía dominicana durante el pasado año y de paso ofreció algunas recomendaciones desde su particular punto de vista, tal como lo hace con las economías de cada uno de los países con los que mantiene relaciones.

Veamos los aspectos más relevantes del citado informe.

Para la misión del FMI la economía dominicana va «mejor de lo previsto», pues resalta que el producto interno bruto creció un 4 por ciento en el 2013 y proyecta un crecimiento de aproximadamente un 4.5 por ciento para final de este año, lo que se completa con el control de la inflación situada por debajo del 5 por ciento como se lo han propuesto las autoridades.

Los técnicos del organismo manifiestan también su satisfacción por la reducción del déficit de cuenta corriente, que de acuerdo a ellos refleja el vigor de las exportaciones impulsadas por el comienzo de la producción de oro, un mejor desempeño del turismo y menores importaciones.

Pero como decíamos, la misión del FMI también hizo algunas recomendaciones, al amparo de su alegado empeño porque nuestra economía continúe su desempeño sin mayores dificultades. Y es ahí donde sugiere al gobierno incrementar la tarifa eléctrica, deslizamiento en el mercado de la moneda, la ampliación de la base tributaria, menores exenciones en los tributos y una mayor restricción del gasto.

Si apelamos al histórico del FMI y sus relaciones con el país durante las administraciones del Partido de la Liberación Dominicana, este informe revela un reiterado reconocimiento de ese organismo al desempeño de nuestra economía. Y no es para menos. Los números, reconocidos por ese y otros organismos internacionales, revelan que el PBI creció de 15,857 millones de dólares en el 1996 a 23,799 millones de dólares en el 2000 y que tras una caída a 20, 432 millones de dólares durante el período 2000-2004, retoma la ruta de crecimiento para pasar a los 60, 649 millones de dólares en el 2013. Y siempre en el caso de las administraciones peledeístas, con un control absoluto de la inflación situada por debajo de los dos dígitos.

Eso quiere decir que el desempeño de la economía durante las gestiones del PLD se han caracterizado por la estabilidad macroeconómica y el crecimiento constante, promediado superior al 5 por ciento durante los 13 años de gobierno.

Pero si reiterado ha sido el informe al resaltar el buen desempeño de nuestra economía, igualmente reiterativo ha sido en su postura a favor de incrementos en la tarifa eléctrica, ampliación de las tasas impositivas y mayor restricción en el gasto.

La actual administración del presidente Danilo Medina, como las anteriores del presidente Leonel Fernández, han sido coherentes en su negativa a esas recomendaciones fondomonetaristas por los conocidos efectos de choque que tendrían sobre la población y sus secuelas sociales y políticas.

El gobierno ha iniciado importantes reformas en el sector eléctrico y ha manejado razonablemente el gasto. Además, reconociendo las debilidades del Estado en materia fiscal, no dudamos que en su oportunidad, no sólo el gobierno, sino todo el liderazgo político, económico y social nos aboquemos a una discusión que nos conduzca al esperado pacto fiscal.

Mientras tanto, celebremos que nuestra economía continúa la ruta del crecimiento con estabilidad y que la voluntad presente en la administración y en el partido de gobierno es el de conducirnos por la ruta del progreso con equidad.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas