Medio Ambiente

Millones de tonelas de basura son vertidas cada año al mar

Londres, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Millones de toneladas de basura y otros residuos derivados de la actividad humana son vertidos cada año en el mar, alerta un artículo publicado en la revista científica en internet PLOS ONE.

La basura marina es un grave problema medioambiental que afecta a ecosistemas costeros y oceánicos de todo el planeta, señalan en el estudio expertos de 15 instituciones de investigación de Europa.

Advierten los investigadores que incluso en las zonas más profundas del océano se pueden encontrar desde botellas, bolsas de plástico, restos de artes de pesca, metales, madera, papel, cartón, tela, cerámica y otros materiales de origen humano hasta productos de desintegración como los microplásticos.

En el trabajo se describe la presencia de basura en los fondos marinos del Mediterráneo, el Ártico y el océano Atlántico -de la plataforma continental europea a la dorsal centroatlántica- y desde 35 metros hasta 4,5 kilómetros de profundidad.

El catedrático Miquel Canals, del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona apuntó que lo más sorprendente es constatar, una vez más, que la huella humana llegó a los lugares más recónditos del planeta.

La basura se encuentra en todas partes de los océanos, desde las regiones más remotas, como el Ártico o los mares del Sur, hasta las llanuras abisales, a miles de metros de profundidad.

Christopher Pham, de la Universidad de las Azores, dijo que el plástico es el componente más común en el fondo del mar, y la basura asociada a las actividades de pesca -líneas y redes de pesca abandonadas- abunda particularmente en montañas y colinas submarinas y en las dorsales oceánicas. Grandes acumulaciones de basura se encuentran en los cañones submarinos profundos.

Para Kerry Howell, de la Universidad de Plymouth, el estudio demuestra que la basura está en todos los hábitats marinos, desde las playas hasta las grandes hondonadas oceánicas.

Las corrientes y, en general, la dinámica marina, reparten los desperdicios hacia el interior del océano. Las principales fuentes son las grandes concentraciones urbanas e industriales cercanas a la costa, las playas; las actividades turísticas y embarcaciones de todo tipo.

Los ríos y el viento también tienen un rol en el transporte de basura hacia la costa y el mar, remarcan los expertos.

Mares cerrados, como el Mediterráneo, con concentraciones urbanas e industriales importantes, acumulan probablemente más desechos que regiones oceánicas alejadas de tierra.

La huella de la navegación en mares y océanos después de la revolución industrial, queda revelada por los depósitos de escoria de carbón quemado en las calderas y vertido por barcos de vapor desde fines del siglo XVIII.

Esas acumulaciones están ligadas a las rutas de navegación modernas, e indican que los principales corredores de transporte no sufrieron modificación en los últimos dos siglos.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas