Opinión

Origen y avances de la Educación Ambiental en le República Dominicana (1972-2012)

Antecedentes

El primer referente de la preocupación del estado dominicano por la protección y conservación de los recursos naturales y la protección del medio ambiente, se encuentra en la promulgación de las siguientes leyes ambientalistas; Ley 85/31 sobre Caza y Pesca, a principio de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo (1930-1961), Ley Forestal 5856 en 1962, que crea la Dirección General Forestal (DGF); Ley 331 de 1968 que regula el uso indiscriminado de pesticidas; y el Decreto No. 2550 de 1970, que origina la creación de una Comisión que se encargó de dar respuesta a los problemas ocasionados al ambiente por cualquier contaminante.

Pero es a partir de 1972 con su participación en la Conferencia de Estocolmo, que la República Dominicana, comienza a establecer las bases para la puesta en ejecución de planes que promovieran la educación ambiental en todo el país. Los primeros esfuerzos respecto a la educación ambiental en el área de la educación formal, fueron dos eventos de carácter científico realizados por la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), el primero se llamó “Simposio hacia el 2000” y el segundo fue una conferencia titulada “del Mar”. Los resultados en ambos casos arrojaron la urgente necesidad de promover la educación ambiental en la República Dominicana.

En los eventos mencionados se analizaron dos categorías generales de problemas medio ambientales por lo que atravesaba la Nación. La primera conferencia se centró en analizar las alteraciones físicas y biológicas y la segunda, sobre la contaminación ambiental. A raíz de estos esfuerzos se formaron en la zona norte del país los primeros grupos ambientalista, quienes desarrollaron sus actividades en dicha región. El 1977 se creó la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), con asiento en Santiago de los Caballeros, y en ese mismo año se organizó en la ciudad de Santo Domingo, la Sociedad Dominicana de Ecología. Estas dos organizaciones se constituyeron en las pioneras en tomar las iniciativas de promover la educación ambiental no formal en la República Dominicana.

En aquel momento la región del Cibao poseía la de mayor cobertura boscosa del país, pero al mismo tiempo se desarrollaba un proceso agresivo de deforestación; se habían establecido cientos de aserraderos, en su mayoría propiedad de militares fieles al gobierno de turno y de dueños de empresas madereras. Todavía en esa época más del 75% de la población dominicana residía en la zona rural y en su mayoría eran iletrados.

Primeras Instituciones Privadas y Estatales Involucradas en promover la Educación Ambiental

Los grupos ecologistas que surgieron en el año de 1977, fueron las primeras organizaciones privadas (ONG’S) en abrir el camino para que en el futuro se promoviera la educación ambiental no formal en la República Dominicana. Pero es a partir de esa misma década que el Estado asume con determinación las iniciativas de emprender acciones de gestión ambiental. En 1974, al promulgarse la Ley No. 67, se crea la Dirección Nacional de Parques, cuya responsabilidad es desarrollar, administrar y cuidar un sistema de áreas recreativas, históricas y con características naturales, para la protección, conservación y perpetuación de la herencia natural y humana en todo el territorio nacional.

En el mismo año se crea el Museo Nacional de Historia Natural, institución que quedó adscrita a la Secretaría de Estado de la Presidencia de la República Dominicana. Tiene como función principal, coordinar estudios sobre los recursos naturales y la colección de fósiles, al tiempo que promueve la educación ambiental a los miles de visitante que asisten a sus instalaciones.

Para 1975, el Estado dominicano prosigue su tarea de fomentar y promover la educación ambiental, creando, por medio del Decreto No. 114 el Parque Zoológico Nacional. Esta nueva institución educativa tiene como objetivo primordial, fomentar la investigación y la cultura en lo relacionado a las ciencias botánicas en general, así como la preservación y la conservación de la fauna nacional. Fue la primera institución en suscribir un acuerdo con la Secretaría de Estado de Educación, hoy Ministerio de Educación, para desarrollar cursos nacionales sobre técnicas y métodos de educación ambiental, auspiciados por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Este convenio reforzó el Departamento de Educación del Zoodom convirtiéndolo en uno de Educación Ambiental. En 1976 mediante la emisión del Decreto No. 456 de 1976, se creó el Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, su función, al igual que las de las instituciones antes mencionadas, es promover la educación ambiental; pero también tiene entre sus objetivos, promover la conservación y preservación de la flora de la República Dominicana.

En 1977, el gobierno dominicano crea el Departamento de Medio Ambiente, como una dependencia del Secretariado Técnico de la Presidencia, que tiene como función el diseño de políticas para desarrollar planes normativos en esta área. En 1978, se inicia en la Secretaria de Agricultura, en la actualidad Ministerio de Agricultura (MIDEA), la División de Educación, luego dependiente del Departamento de Vida Silvestre, que fue creado en 1979 mediante la Resolución No. 26 de 1979 y cuyas funciones eran promover el desarrollo, conservación y manejo de la flora y vida silvestre de la Nación, así como sugerir delimitaciones y manejo especial de santuarios o áreas de flora.

Sin embargo, las actividades de educación logran un mayor impulso a partir de 1979, cuando esta división se convierte en el Departamento de Educación Ambiental, posteriormente las demás instituciones tomaron la decisión de firmar acuerdos con la Secretaría de Educación. Para 1990 el gobierno dominicano inauguró el Acuario Nacional, cuya finalidad es promover la conservación de las especies de la fauna y flora marinas, el espacio marino y fomentar la educación ambiental.

El desarrollo de estas instrucciones en la promoción y divulgación de la educación ambiental en la República Dominica, desde 1977 hasta 1982, se pueden ver en dos grandes etapas, la primera puso énfasis en la capacitación del personal técnico para desarrollar planes, programas y proyectos de educación ambiental. Los primeros técnicos en educación ambiental se formaron en Ohio State University, en los Estados Unidos de Norte América.

Una segunda etapa se orientó a la ejecución de campañas de capacitación, dirigidas a docentes en ejercicio, estudiantes de los diferentes niveles, agricultores y grupos comunitarios. Este esfuerzo por parte del estado dominicano abarcaba la educación formal y la informal. En lo que corresponde a la educación formal a nivel superior, es interesante destacar que a finales de la década de los 70s el Instituto Superior de Agricultura de la ciudad de Santiago, fue la primera institución de enseñanza superior que puso en ejecución un Curriculum que incluía la enseñanza de la ecología.

En 1982, el Parque Zoológico Nacional celebró el Primer Encuentro de Mujeres Conservacionistas. Ese mismo año, la UNPHU, organiza el Primer Congreso de Pedagogía Ambiental, junto al Parque Zoológico Nacional y el Departamento de Recursos Naturales de la Universidad del Estado de Ohio. En ese mismo orden el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), fue la primera universidad en la República Dominicana que incluyó en sus planes de estudios la asignatura de Ciencias Ambientales, obligatoria para todos sus estudiantes.

De manera similar en el 1988 la Universidad Iberoamericana (UNIBE) incluyó en sus planes de estudios superiores, la asignatura de Ciencias Ambientales para todas las carreras. En 1988 esta misma institución académica inició un post-grado en educación ambiental, dirigido a profesionales de diferentes disciplinas.

Tanto la Universidad Autónoma de Santo Domingo y la Pedro Henríquez Ureña, imparten a nivel de post-grado, programas de ecología y ciencias forestales. Otras universidades e institutos tecnológicos, en la actualidad ofrecen carreras relacionadas con la agroforesteria. En 1985 el Estado Dominicano promulgó la Ley 295, haciendo obligatorio la educación ambiental en los sistemas de educación pública y privada, desde los niveles primario, básico y medio. No obstante la buena intención del Estado de promover la educación ambiental, dicha ley no tuvo acogida por las autoridades educativas por no existir condiciones favorables para su ejecución.

La Educación Ambiental Dominicana a partir de 1990

En 1990, se creó la Comisión Nacional de Educación Ambiental y con la colaboración de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y otras instituciones, donde la Secretaria de Educación fungió como organización rectora, se comenzaron los trabajos para la formulación y aplicación de una Estrategia de Educación Ambiental para la República Dominicana. En este nuevo esfuerzo de promover la educación ambiental por todo el país, participaron organizaciones no gubernamentales como también varias universidades que tenían en sus curriculums asignaturas relacionadas con la educación ambiental.

Los trabajos que realizaron las instituciones involucradas analizaron, entre otras cosas, los contenidos de educación ambiental y se elaboró un documento donde se deban respuestas a la problemática de la educación ambiental, que sirve en la actualidad como un aporte al estudio y la investigación de la educación ambiental en el país.

En 1992 la República Dominicana forma parte de los 179 países que asistieron a la Conferencia de Río y a partir de lo establecido en esta conferencia sobre la protección, conservación y rescate del medio ambiente, mejor conocida como Agenda 21. A partir de entonces, en nuestro país se articulan una serie de proyectos de desarrollo comunitario. En 1998 se promulga la Ley 300-98 que dispone la enseñanza de la educación ambiental obligatoria para todos los niveles de educación en la República Dominicana.

En 1998, mediante el Decreto No.152, del 29 de abril, el Presidente Leonel Fernández designa la Comisión Coordinadora del Sector Recursos Naturales y Medio Ambiente, con el encargo –entre otros- de formular la ley ambiental del país. Después de dos años de intensos trabajos incluyendo la socialización del primer borrador y el logro de consenso político, el Congreso Nacional aprobó la Ley General de Medio Ambiente 64-00, la cual fue promulgada por el Poder Ejecutivo el 18 de agosto del 2000. Mediante esta Ley se crea la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARENA), institución rectora que a partir de entonces regula y controla las actividades medio ambientales de nuestro país. En dicha Ley se destina el Capítulo VII, Artículos 56, 57, 58, a la Educación Ambiental y en el Capítulo VIII los Artículos 59, 60, 61, 62, a la investigación científica y tecnología, promovida e incentivada por el Estado Dominicano.

En el 2002 el gobierno dominicano, con la cooperación de técnicos internacionales y locales especializados en el área de educación ambiental, alcanzó acuerdos para diseñar un plan estratégico que promoviera y sensibilizara a la población, a través de la educación ambiental, sobre los beneficios a corto, mediano y largo plazos, de conservar y proteger el medio ambiente y los recursos naturales. En marzo del 2004 se concluyeron los trabajos de elaboración de la Estrategia de Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable de la República Dominicana, cuyo proceso de formulación estuvo a cargo de la Dirección de Educación Ambiental de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El resultado final de esta estrategia se asume como un producto colectivo que ha contado con una amplia participación de los más diversos sectores, organizaciones y grupos ambientalistas del país. Ese mismo año funciona de manera orgánica el Vice-ministerio de Educación Capacitación e Información Ambiental, el cual tiene como misión, contribuir a desarrollar procesos permanentes de formación ciudadana, en las modalidades formal, e informal, para la toma de conciencia y el desarrollo de valores, conceptos, actividades y destrezas para la protección del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales.

El 26 de enero del 2010 se promulga una nueva Constitución en la República Dominicana, la cual destina el Capitulo IV a los recursos naturales, áreas protegidas, y aprovechamiento de los recursos naturales, ejes transversales de la educación ambiental y de la nueva Estrategia para el Desarrollo Sustentable. También en la Sección IV de esta nueva Carta Magna se establece, en los Artículos 66 y 67, los derechos colectivos y el adecuado uso de los recursos naturales.

Referencia Bibliográfica

Comisión Nacional del Medio Ambiente y del Desarrollo (1988) Nuestro Futuro Común. Madrid, Alianza.

Comisión Nacional de Educación Ambiental (1992). Estrategia para la Educación Ambiental en la República Dominicana. Santo Domingo, República Dominicana.

Comisión Temática de Educación Ambiental. Conferencia Sectorial de Medio Ambiente (1998). Documento Base para la Elaboración del Libro Blanco de la Educación Ambiental en España. Pamplona, Navarra, 10al 12 de diciembre. Edición para las Terceras Jornadas de Educación Ambiental.

Contreras, J (1995). La Educación Ambiental: Elemento de Formación Integrar de la Curricula y Vida Universitaria. Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Santo Domingo, República Dominicana.

Constitución de la República Dominicana 2010 Sección IV.

De Alba, A, González, E. (1997). Evaluación de Programa de Educación Ambiental. Experiencia en América Latina y el Caribe. México, UNESCO-CESU/UNAM.

Delors, J. (1997). La Educación encierra un tesoro. Informe de la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI .México, UNESCO.

Dirección de Educación Ambiental, Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2002). Propuesta para la Actualización de la Estrategia Nacional de Educación Ambiental En la República Dominicana. Santo Domingo, República Dominicana.

Estrategia de Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable de la República Dominicana, marzo 2004, Santo Domingo, República Dominicana.

Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales No 64-00. Capítulo VII. 18 DE agosto 2000.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas