Internacionales

Inequidad produce altos niveles de delincuencia en Latinoamérica

La Habana, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La distribución inequitativa de los recursos es causa fundamental de los altos niveles de delincuencia de América Latina y el Caribe, aseveró Elías Carrazana.

El director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente ofreció una conferencia magistral como parte del VII Encuentro Internacional Justicia y Derecho.

La inequidad tiene un crecimiento constante desde el siglo XIX hasta la actualidad y desde los años 80 del siglo XX el aumento ha sido más vertiginoso, afirmó Carrazana.

La cita reúne desde este miércoles hasta el 23 de mayo a jueces, juristas y expertos del derecho de unos 16 países en el Palacio de las Convenciones de esta capital.

Subrayó el directivo la excepción de Cuba, como un país que pese a los pocos ingresos que capta realiza una distribución equitativa de sus ingresos.

Todos los factores sociales como la educación, salud, vivienda se afectan por la inequitativa distribución del ingreso, por lo que si las naciones tienen disposición para reducirla se rebajarían los delitos y violencia asociados.

La correlación entre los altos niveles de delitos y más desempleo, más consumo de drogas y alcohol, más uso de armas de fuego, menos acceso a la educación, entre otros factores, ocurre en los países de medianos y bajos ingresos, dijo Carrazana.

Esas naciones se concentran en su mayoría en la región de Latinoamérica y el Caribe, señaló, y agregó que aún cuando África es la zona más pobre la inequidad es menor que en América Latina.

Comentó que uno de los índices que se utilizan para medir la delincuencia son las tasas de homicidio y en esa zona se encuentran 11 de los 18 países con las más altas, de 30 por cada 100 mil personas, en tanto resaltó a Cuba como el cuarto país con menos homicidios del mundo.

El especialista analizó varios de los factores que inciden en los elevados índices de delitos, entre ellos valoró que la población regional entre 0 y 34 años es del 62 por ciento por lo que son altas las cifras de jóvenes fuera de las escuelas y sus familias, lo cual es determinante.

Asimismo, mencionó el ascenso de la urbanización que en 1950 era del 30 por ciento en América Latina y en 2009 ya alcanzaba el 75 por ciento.

Los menores privados de libertad en la región presentan entre tres y cinco años de retraso escolar, aunque Cuba va a la cabeza con altos porcentajes de escolaridad mencionó.

Fustigó las estrategias que a nivel regional se han empleado para el enfrentamiento de la violencia y las drogas e insistió que la inequidad en la distribución de los ingreso se asentúa en los últimos años a nivel mundial.

Carrazana concluyó que lo más importante no es lograr justicia penal, aun cuando esta sea justa y con uso prudente de la prisión sino lograr más justicia social que significa esencialmente redistribuir el ingreso entre países y al interior de estos.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas