Internacionales

Critican poca previsión de Obama ante crisis en frontera de EE.UU.

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El legislador demócrata de Texas, Henry Cuéllar criticó a la administración del presidente Barack Obama por falta de previsión en cuanto a la ola de inmigrantes que inunda la frontera sur de Estados Unidos.

Durante el programa State of the Union de la cadena CNN, el congresista aseguró que el gobierno de Obama lejos de avanzar en la solución de la crisis da un paso atrás para hacer frente a ella.

Cuéllar, quien representa un distrito fronterizo, enfatizó que la Casa Blanca debió estar lista hace mucho tiempo para lo que sobrevendría, pues los arribos de inmigrantes eran cada vez más crecientes.

Ejemplicó que solamente en el mes de mayo, las fuerzas del orden detuvieron a unos 48 mil inmigrantes a lo largo de la frontera de Texas, de ellos nueve mil 700 eran niños no acompañados por un adulto.

Esta ola ha abrumado a los agentes de la ley, los tribunales, los centros de detención y las agencias de cuidado de salud que tratan de controlarla, consideró un reporte del diario The Hill.

Los republicanos han acusado a Obama por el aumento en los números, bajo el argumento de que su programa de acción diferida Childhood Arrivals (DACA, por sus siglas en inglés), proporciona protección legal temporal a algunos inmigrantes indocumentados como los niños, lo cual estaría animando la afluencia.

En respuesta a la crisis, Obama, quien viajará a Texas la semana entrante, ha pedido al Congreso dos mil millones en fondos de emergencia y se comprometió a trasladar más personal a la frontera.

Cuéllar animó al gobernante a que visite la frontera, pero el mandatario prevé ir solo a las ciudades de Austin y Dallas, con el fin de asistir a actos de recaudación de fondos para el Comité Nacional Demócrata de cara a las elecciones legislativas de noviembre, anticipó el portavoz de la mansión ejecutiva, Josh Earnest.

De otro lado, el gobernador de Texas, Rick Perry, tildó al gobierno de Obama de inepto o que no se preocupa por la afluencia de menores no acompañados en la frontera con México.

En declaraciones al espacio This Week, de la cadena ABC, el republicano señaló que desde mayo de 2012 envió una carta al mandatario en la que expresó su preocupación por este tipo de flujo migratorio y no recibió respuesta.

El portavoz Earnest ya había instado a quienes estén preocupados por la situación humanitaria en la frontera, que lo más importante “no es extender invitaciones públicas, sino mostrar su apoyo a la reforma migratoria”, en alusión a los opositores del partido rojo.

Desde junio de 2013, el Senado, actualmente dominado por los demócratas, aprobó un proyecto bipartidista que aboga por fortalecer los controles fronterizos e incluye la posibilidad del camino a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados, pero la propuesta se estancó en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas