Economía

La matriz energética de China es 77.8% dependiente de plantas a carbón; en India 68%, Alemania 45.8% y en Estados Unidos de América 39.3%

El Gobierno dominicano decidió aumentar la participación del carbón en la matriz de eléctrica con el objetivo de ayudar a reducir el costo promedio de generación y, por lo tanto, el déficit del sector eléctrico. En la actualidad la energía generada a base de carbón ocupa un 12 % de la matriz eléctrica y representa 8.6 % (196 millones de dólares) de la energía comprada por generadoras a distribuidoras en República Dominicana.

Expertos en el tema consideran que la meta del país es que la generación a carbón junto con la participación de gas natural, que en la actualidad es de 31%, deberán alcanzar una participación cercana al 75% en la matriz de generación.

En todo el mundo, el carbón continuará siendo por los próximos 50 años el principal combustible para la generación de electricidad. Para 2010, 40.1% de la electricidad en todo el planeta fue generada por plantas de carbón. U.S. Energy Information Agency (EIA) ha proyectado que para 2040, 35.6% de la generación de electricidad tendrá al carbón como combustible. Más que la energía renovables que ocupan 24.6%, y que el gas natural que actualmente ocupa 24.1%.

Las principales economías del mundo son movidas con plantas a base de carbón. La matriz energética de China es 77.8% dependiente de plantas a carbón; en India 68%, Alemania 45.8% y en Estados Unidos de América 39.3%, según datos de 2013. Chile, obtiene del carbón el 31.5% de la electricidad generada.

En virtud de que no se vislumbra a corto plazo el abandono del carbón y el gas natural para generar energía eléctrica, la Comisión Europea promueve dos grandes tipos de solución tecnológica para mitigar los efectos de las plantas a carbón. Por un lado la producción de “carbón limpio”, tecnología que está desarrollándose actualmente. Pretende mitigar los problemas relacionados con la contaminación creada en torno a las plantas generadoras de electricidad y otros efectos derivados de las emisiones de CO2, al reducir las emisiones “considerablemente”, según el documento de la CE.

El otro método es mediante la captura y almacenamiento de dióxido de carbono. Esta técnica consiste en capturar el CO2 producido en las centrales eléctricas o plantas industriales, y luego almacenarlo por un largo periodo de tiempo, ya sea en formaciones geológicas del subsuelo, en océanos o en otros materiales.

Se dice que en Estados Unidos el carbón es y seguirá siendo la principal fuente de generación de electricidad. Aunque algunos expertos prevén que para 2040, el carbón y el gas natural igualarán su participación en la matriz de generación eléctrica de ese país.

El costo de energía a partir del carbón es el más bajo entre todos los combustibles. En los EUA, por ejemplo, medido en dólares por millón de Btu, el carbón tiene un costo de US$2.39, inferior a los US$4.19 del gas natural (Henry Hub), US$19.02 del fuel oil, y US$23.15 del fuel oil destilado. Cuando se utiliza el precio del gas natural por millón de Btu en Japón, Europa y Gran Bretaña (US$16,03, US$11.81 y US$11.25 respectivamente), la diferencia es más pronunciada.

La generación eléctrica a partir del carbón cuenta con la ventaja de que este mineral es una de las fuentes de energía más abundantes. Las principales reservas de este mineral se encuentran en Estados Unidos seguido por Rusia, China, India y Australia.

De igual modo, comparado con otras fuentes de energía, como el petróleo y el gas natural, el carbón es más económico, lo que disminuirá la factura eléctrica de los consumidores y negocios.

En lo relativo a República Dominicana el abaratamiento de la factura eléctrica, puede encontrar mejor salida con las plantas a carbón que son menos costosas en su instalación y operación que las platas a gas natural.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas