Políticas

Leonel Fernández explica efectos políticos de la reducción de los precios del petróleo

El expresidente Leonel Fernández no descarta que por razones de estrategia geopolítica, Rusia, Irán y Venezuela hayan estado en el epicentro de una “guerra de petróleo” que pudiese tener como objetivo su debilitamiento y eventual desestabilización.

Leonel Fernández, presidente del Partido de la Liberación Dominicana, reflexiona sobre este tema en su columna Observatorio Global, publicada en el Listín Diario y reseñado por la Secretaría de Comunicaciones del PLD en un parte de prensa.

Precisa que aunque parezca paradójico e incoherente, es posible que un conjunto de factores se hayan combinado para, por razones disímiles, determinar la baja de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Explica en su artículo ¿porqué bajan los precios del petróleo? que generalmente, cuando se producen conflictos bélicos en el Medio Oriente, en el Golfo Pérsico y en el Norte de África, o rivalidades de naturaleza geopolítica entre superpotencias, los precios del crudo del petróleo tienden a subir en los mercados internacionales.

Dijo que esa ha sido la historia, pero que ahora ocurre algo extraño. “Ahora ha habido, casi simultáneamente, disputas entre Israel y Palestina; guerra civil en Siria; la creación del Estado Islámico del Levante (ISIS); inestabilidad política en Libia y Egipto; crisis en Ucrania; sanciones a Rusia por parte de la Unión Europea y los Estados Unidos; y a pesar de todos esos factores de riesgo, los precios del crudo del petróleo, en lugar de subir, han bajado”.

Recordó que desde el pasado mes de junio los precios del petróleo han disminuido en más de un 30 por ciento, al descender de 110 dólares a 72 dólares el barril, la más notable caída del precio del crudo desde el 2009, con tendencia a mantenerse en baja durante el 2015.

“Las explicaciones que se ofrecen sobre este fenómeno son variadas. La primera apunta hacia la demanda. Se afirma que como consecuencia de la recesión económica en Europa, la desaceleración del crecimiento en China, Alemania y la India, la prolongada deflación en Japón, y la lenta y frágil recuperación en los Estados Unidos, la demanda de petróleo ha disminuido”, señala Fernández.

El también presidente de la Fundación Global, Democracia y Desarrollo apunta que en adición, se alega que debido a las políticas de ahorro y eficiencia energéticas que se vienen aplicando desde hace varios años en diversos países del mundo, y que ha dado lugar al mayor uso de gas natural y al surgimiento de energías alternativas, como la eólica y la fotovoltaica, ha habido menor dependencia del petróleo, y por consiguiente, una tendencia hacia la disminución de sus precios.

“Naturalmente, si por las razones que fuesen, la demanda ha disminuido, los precios, de manera natural, tienden hacia la baja. En esa primera explicación, por lo tanto, lo que se plantea es que la persistencia de la crisis económica global, y la incapacidad que hasta ahora ha prevalecido de superarla, ha provocado un desequilibrio en la demanda que se refleja no sólo en la disminución de los precios del petróleo y sus derivados, sino, además, en los de la mayoría de los productos básicos o commodities”, indicó.

El expresidente Fernández explica que otros de los factores geopolíticos pudieran consistir en el hecho de que el incremento de la producción de combustibles en los Estados Unidos, como resultado de la revolución del shale gas, haya ido infundiendo el temor en Arabia Saudita, “el mayor productor y exportador de crudos en el mundo, de que eso, eventualmente, pudiese despojarle de sus cuotas en los mercados internacionales”.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas