Internacionales

Cincuenta países firman pacto para iniciar acciones en Banco Asiático

Beijing, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Representantes de 50 de los 57 miembros fundadores potenciales del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) firmaron aquí un acuerdo que establecerá el marco legal para la institución multilateral iniciada por China.

Los siete delegados restantes aún no han suscrito el convenio porque están a la espera de aprobación nacional.

El contrato de enrolamiento de los bancos (AOA, por sus siglas en inglés), una mini constitución de la entidad que contiene 60 artículos, sustenta los principios fundamentales para el establecimiento de futuras operaciones del BAII, esboza la participación financiera de cada miembro, la elaboración de políticas, los sistemas de negocios y la estructura de gobierno.

Australia fue el primer país en sancionar la alianza en el capitalino Gran Palacio del Pueblo.
Esa ceremonia de rúbrica del documento legal concluyó la negociación sostenida durante los últimos seis meses, lo cual facilitará el camino para el establecimiento de dicha institución multilateral antes de fines de este año.

De acuerdo con la AOA, China contribuirá con unos 29 mil millones de dólares de los 100 mil millones de dólares autorizados de capital base para el BAII, convirtiéndose en el mayor accionista de esa entidad financiera, con una participación del 30,34 por ciento.

China, India y Rusia tienen las tres participaciones más grandes, con un porcentaje del voto del 26,06 por ciento, el 7,5 por ciento, y el 5,92 por ciento, respectivamente.

Asimismo el 75 por ciento de las acciones se distribuirán entre los países de la región asiática, y se les asignará una participación de la cuota basada en su tamaño económico. El otro 25 por ciento se concede para las naciones fuera de la zona.

En la medida en que el banco amplíe su membrecía en el futuro, los territorios fuera de la región podrán extender su cuota, pero su parte no podrá exceder el 30 por ciento.

El banco tendrá su sede en esta capital, con posibles centros regionales en otros países, y el idioma de trabajo oficial será el inglés.

La contratación pública del BAII estará abierta a todos los países del mundo, en lugar de dentro de los estados miembros.

De acuerdo con el ministro de Finanzas, Lou Jiwei, el BAII adoptará las buenas prácticas internacionales y altos estándares, tratando de construir una plataforma profesional, eficiente y limpia para la inversión en infraestructura.

Esa entidad fundada en octubre del 2014 prevé estimular la cooperación financiera en la región y fomentar proyectos de infraestructura en Asia.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas