Opinión

La política hacia la juventud debe ser más que un premio

El pasado año, para estos días, escribí un artículo en el cual sugería hacer más énfasis en la creación de los consejos municipales de la juventud. Sugerencia que fundamenté en lo importante que son las atribuciones de estos consejos.

Para ese entonces cite algunas de esas atribuciones como son: “Realizar o promover estudios sobre la situación de la juventud en cada uno de los municipios para determinar las características principales de la juventud y sus necesidades; Proponer planes, programas, proyectos e iniciativas… que tiendan a mejorar la calidad de vida de la juventud a través de las agendas municipales de la juventud…; Establecer mecanismos de seguimiento y evaluación periódica de los planes concertados por los actores del SNJ”.

También dije en esa ocasión, que esas atribuciones “dan una clara idea de que los Consejos Municipales de la Juventud deben ser una especie de tomógrafo y farmacia de la realidad de los jóvenes dominicanos”.

Es una lástima que a un año de haber hecho estas sugerencias tengamos que celebrar otro día de la juventud bajo el mismo esquema. Con un premio que si bien enaltece los aportes de algunos jóvenes, no es menos cierto que excluye a la mayoría.

Pero, como nunca es tarde y son ministros diferentes, hago un llamado a la actual ministra a que active los CMJ, para que estos, apegados a sus funciones, creen un diagnostico situacional de la juventud a nivel nacional y de esa manera abocarnos como dije en aquella ocasión “a la elaboración de un plan nacional de desarrollo de la juventud, que permita la corrección, la continuación y sobre todo la creación de una nueva forma de accionar del Ministerio de la Juventud”.

Porque la política hacia la juventud debe ser más que un premio.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas