Editorial

Rescatar dinamismo y capacidad renovadora en el PLD

Sectores sensatos de la opinión enrostran al Partido de la Liberación Dominicana, en su conjunto, que ha perdido su sentido crítico.

La imputación no es ajena a la dirigencia partidaria que la debatió con amplitud en varios de los temas del VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello, cuyas resoluciones están pendientes de aplicación.

Mientras llega esa necesaria introspección se debe ir poniendo atención a los juicios, que con cierta objetividad, se nos hacen.

La propia dirigencia partidaria ha coincidido en llamar la atención de que hace falta que se reúna el Comité Político, con más de dos meses de un último encuentro.

Pero también hace falta que se reúnan los Comités Provinciales, Municipales, de Seccionales de Intermedios y hasta los Comités de Base.

En su esencia “los organismos y órganos del Partido deben funcionar sobre el fundamento de la dirección colectiva y de la división social del trabajo, la responsabilidad individual y la racionalización y especialización del trabajo político”.

Lo citado, que es uno de los principios que sustenta a la más exitosa organización política de Republica Dominicana, quiere decir que en los órganos y organismos predomina la facultad para reunirse e impulsar acciones en las comunidades a las que pertenecen o asumir tareas acorde al trabajo, que en la división social, se le ha encomendado.

El pasado año, un encuentro del Secretariado del PLD con el Presidente de la organización, Leonel Fernández, trajo consigo la reestructuración e impulso de muchas de las secretarías, las que tienen sus planes de trabajo para el año en curso.

El Plan Electoral que concluyó con el contundente triunfo en los comicios de mayo de 2016, se hizo respondiendo las directrices de la estructura electoral del Comité Nacional de Campaña.

Son solo ejemplos de que en todo el Partido se está solo a la espera de que les convoque.

Organismos políticos y órganos de trabajo tienen que reanimarse para superar la inactividad que nos desgasta y deja el espacio libre a los adversarios para las imputaciones falaces y la crítica mordaz.

Se impone retomar el dinamismo, que desde su fundación, caracterizó al Partido de la Liberación Dominicana, fundamentado en la unidad de acción, condición esencial de su cohesión ideológica y metodológica.

últimas Noticias

Otras Noticias