Economía

En el mundo muchas gentes pasan hambre

A pesar de que se va reduciendo la cifra, en el mundo sigue habiendo un total de 800 millones de personas, 10,9% de la población mundial, pasan hambre. Así lo indican los últimos datos facilitados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en su informe “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo20165”.

en el mundo sigue habiendo un total de 800 millones de personas, 10,9% de la población mundial, pasan hambre

Hace diez años había 167 millones más de personas subalimentadas, y si nos remontamos a los años 1990-92, la cifra era 216 millones superior a la actual, superando entonces los mil millones.

En cifras relativas, el porcentaje de personas subalimentadas en el mundo se sitúa actualmente en el 10,9%, frente al 18,6% del periodo 1990-92. Por tanto, la reducción porcentual ha sido baja.

El informe de la FAO revela que este descenso ha sido más pronunciado en las regiones en desarrollo, donde se ha pasado de un porcentaje del 23,3% de la población que pasaba hambre en 1990-92 al 12,9% actual, y eso a pesar del considerable crecimiento demográfico que se ha producido en estas zonas del planeta.

Por países, los que se encuentran en una peor situación son, por este orden, Haití, donde el 53,4% de la población pasa hambre,, Zambia ,47,8% y la República Centroafricana,47,7%,.

el ranking del hambre en el mundo está encabezado por la India,194,6 millones de personas subalimentadas,, China,133,8 millones, Pakistán,41,4 millones y Etiopía,31,6 millones

Si se analizan las cifras absolutas, el ranking del hambre en el mundo está encabezado por la India,194,6 millones de personas subalimentadas,, China,133,8 millones, Pakistán,41,4 millones y Etiopía,31,6 millones.

La crisis económica y la inestabilidad política en algunas de estas zonas en desarrollo -como por ejemplo en África central y Asia occidental- han obstaculizado los progresos que se estaban logrando, según los expertos de la FAO.

Los progresos más rápidos se han producido en América Latina, en las regiones orientales y sudoriental de Asia, el Cáucaso y Asia central, y en las regiones septentrional y occidental de África. En cambio, no se ha conseguido reducir el hambre al ritmo deseado en el Asia meridional, Oceanía, el Caribe y el África austral y oriental.

El informe indica que “el crecimiento económico es un factor clave del éxito en la reducción de la subalimentación, pero tiene que ser inclusivo y ofrecer oportunidades para mejorar los medios de vida de la población pobre”. En este sentido, “el aumento de la productividad y los ingresos de los pequeños agricultores familiares son fundamentales para lograr progresos”.

de acuerdo con datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), cada día mueren 25 mil en el mundo a causa del hambre y la pobreza, y al año fallecen 6 millones de niños menores de cinco años por las mismas razones.

La FAO también advierte en sus conclusiones que “en muchos países que no han logrado alcanzar los objetivos internacionales relativos al hambre, las catástrofes naturales y las provocadas por el hombre o la inestabilidad política, se han traducido en crisis prolongadas que han conllevado una mayor vulnerabilidad e inseguridad alimentaria de gran parte de la población”. Además, “en estos contextos, las medidas para proteger a los grupos vulnerables de la población y mejorar los medios de vida han sido difíciles de aplicar o ineficaces”.

Cada dia mueren por hambre 25 mil personas en el mundo

Según cálculos internacionales, una de cada siete personas se va a dormir con hambre, y de acuerdo con datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), cada día mueren 25 mil en el mundo a causa del hambre y la pobreza, y al año fallecen 6 millones de niños menores de cinco años por las mismas razones.

En América Latina hay 53 millones que padecen hambre, de los cuales 12.6 viven en América Central y México. Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, en el país más de un millón de niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica.

Por otro lado, el número de personas desnutridas en el mundo ronda los 840 millones, de los que 799 millones viven en los países en desarrollo, 30 en los países en transición y 11 en los industrializados, según los datos más recientes, que se remontan al año 2000.

La falta de un acceso adecuado a los alimentos favorece la aparición de enfermedades infecciosas y del aparato respiratorio, además de la malaria y el sarampión. Además, reduce la esperanza de vida en los países subdesarrollados, que en muchos casos no supera los 38 años.

La situación es especialmente grave en Africa Subsahariana, con ejemplos dramáticos como el de la República Demócrata del Congo. En otras zonas geográficas de Africa Occidental, el sudeste asiático y América Latina se han logrado avances notables, pero las perspectivas son poco halagüeñas en Centroamérica, Oriente Próximo y Asia Oriental. Como dato positivo, señala los progresos en China, Indonesia, Vietnam, Tailandia, Nigeria, Ghana y Perú.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas