Internacionales

Centroamérica está en deuda con los jóvenes, opina titular del SICA

Los estados de Centroamérica tienen una gran deuda histórica con los jóvenes en el disfrute de sus derechos económicos, sociales, y culturales, opinó hoy la secretaria general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Victoria Marina Velásquez.

A su juicio, “la poca educación ha sido siempre una receta para las injusticias” y por ello urge priorizar la atención al sector en el área, donde habitan 9,2 millones de personas de 15 a 24 años de edad, de las cuales 2,1 millones están excluidas del sistema educativo y del mercado laboral, según el V Estado de la Región 2016.

“Las mujeres son las últimas que consiguen trabajo y las primeras en ser despedida, mientras que a los jóvenes se les pide experiencia pero nadie les abre las puertas para que lleguen a acumularla”, afirmó, en diálogo con Prensa Latina.

Y agregó que “como región debemos aprender a ubicar a los jóvenes en el contexto de su vida, dándoles su debida importancia, orientándolos, y dándoles las oportunidades para un desarrollo integral”.

“Pero cuando las cosas fallen y algunos nos fallen, y tenga que enfrentarse con la ley, no los juzguemos a priori, conozcamos primero el caso, démosles primero la oportunidad de reinserción en la sociedad misma”, subrayó. “No podemos ser tan crueles con aquellos que han tenido un enfrentamiento con la ley y les neguemos las oportunidades”, opinó Velásquez, para quien es perentorio saldar la deuda histórica acumulada por los estados centroamericanos con esta parte de la población en el disfrute de sus derechos.

También es un reto para el SICA ubicar a los jóvenes dentro de este proyecto, de este proceso, permitiéndoles hacer sentir su voz, y liderar aquellos temas que les interesan, admitió.

Velásquez cree firmemente que “en la medida en que le demos oportunidad a los jóvenes, a las mujeres, para mejorar la calidad de vida que tienen, tendremos realmente un proceso de integración más integral; pensando con un sentido profundamente ético, que los estados tienen con sus pueblos”.

“Esta es la hora de Centroamérica, mas urge sentir, pensar, actuar como hermanos para resolver problemas añejos como la desnutrición, la violencia, el escaso acceso a la salud, a la educación y otros”, señaló.

Desde 2010 el proceso de integración centroamericana comenzó a girar alrededor de cinco ejes fundamentales:

seguridad, economía, sociedad, prevención de riesgos ante el cambio climático, y fortalecimiento institucional.

Para la primera mujer en ocupar el cargo de secretaria general del SICA, el 26 de agosto de 2014, la lucha fundamental es por convertir a la integración en hechos concretos y alentar la consolidación de democracias sanas, con el ser humano como centro en estos países.

Más de tres décadas después de los acuerdos de Esquipulas para la pacificación de Centroamérica (1986 y 1987), “es la hora de derribar muros y aquellos valladares que nos impiden el diálogo abierto y franco”, enfatizó.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas