Opinión

Desarrollo del conocimiento y crecimiento económico

El hombre antiguo progresó sin tener más escuela que la agrupación familiar, en principio nómade y en hordas humanas, poco a poco encaminadas al avance en sus relaciones interpersonales. Y fue de ese modo hasta que arribó a la formación de la familia nuclear, la que colocó entre sus quehaceres a la formación de los nuevos nacidos, a través de costumbres ancestrales, colocándose en un importante estadio humano de progreso social. Pasamos por toda la riqueza familiar y la prodigiosa creación de las ciudades estados, en el mundo Griego, que con la andragogia y luego con la pedagogía lograron transformaciones sistémica, hasta la creación del mundo imperial romano, sucumbido por los denominados barbaros, los que aun con ese calificativo transformaron el mundo conocido hasta entonces. La escuela pública hasta la fecha solo era para algunos escogidos, dentro de la estructura social, pero eso no iba a s erguir siendo de ese modo.

Podemos imaginarnos que los conocimiento en las áreas agrícolas, el manejo de los metales, los proceso del desarrollo de los ingredientes químicos, los avances en los aspectos de la física y todos los conocimientos acumulado en el proceso desarrollista de la sociedad y en el crecimiento humano de las personas, la sociedad empuja los cambios hacia otros horizontes, creemos que fue debido a esa fuerza socioeconómica y sociopolítica, que la cultura humana evolucionó desde el modo esclavista de producción, para que el individuo humano diera el gran salto hacia la forma de vida feudad.

Suponemos que fue de esa forma que se hizo posible el cambio que fue creándose en las interioridades del feudo, para encontrarnos con un mundo de monasterios capaces de crear revoluciones como la de la docencia, y sucedió a través de cientos de años de academia enclaustrada, circunscrita a las frías y húmedas paredes de los conventos. Fue así, como llegamos a la luz del renacimiento, con todo su esplendor, y los maestros florecieron para transformar la nobleza de un mundo que hacia ebullición sobre cuestiones difíciles de comprender sin la cultura científica que se desarrollaba apócrifa, pero se desarrollaba a velocidades imparables, con la que no pudo la ignominia inquisidora que temblaba ante los peligros de los nuevos conocimientos.

El espíritu de la Educación en ciclo histórico del renacimiento, tuvo paradigmas como Vittorino da Filtre y Guarino veronese, a través del establecimiento de verdaderas escuelas que transformaron la visión en el primer cuarto del Siglo XV, ellos introdujeron en el currículo los temas revolucionario de las ciencias, la geografía, la historia, la formación física y la música. El éxito de sus escuelas, con estas nuevas iniciativas innovadoras de reflexión, influyó en la sociedad, colocándose como modelos prospectivos que tuvo una duración de más de 4 siglos, decayendo en los inicios del Siglo XIX. Durante este periodo se dio una gran importancia a la cultura clásica griega y romana enseñada en las escuelas de gramática latina, que, originadas en la edad media, llegaron a ser el modelo de la enseñanza secundaria en Europa hasta el inicio del siglo XX. Las primeras universidades de América, como la de Santo Domingo en 1538, la de Lima y la de México en 1551, están influenciadas por estos cambios innovadores, que hicieron posible escribir nuevas páginas de la historia de la Pedagogía universal.

Las iglesias protestantes que aparecieron durante el proceso de la Reforma Eclesiástica liderado por Martin Lutero, en los albores del Siglo XVI, establecieron escuelas en las que se enseñaba a leer, a escribir, se impartían nociones fundamentales de aritmética, se trabajaba una especie de catecismo en un nivel primario o elemental y se trabajaba en torno a la formación cultural. Lo mismo sucedió con el reformador francés Juan Calvino, en Ginebra, quien desarrollo un importante proceso educativo.

Los datos históricos muestran avances durante este proceso en los campos de la producción agrícola, de la explotación de minerales, colocando a la sociedad en procesos de cambios ya no tan lentos en términos de espacio tiempo. Ese periodo, empujado por las nuevas riquezas traídas desde nuevos territorios en América, transformo el modo de producción, a través del aceleramiento de la producción, debido a las necesidades demandantes de un imperio español sin desarrollo técnico suficiente, que todo lo importaba desde las fronteras vecinas y desde la florecienrtes islas adyacentes a Europa. El conocimiento evolucionó con rapidez, debido a la presión que ejercían las necesidades de abastos en todos los sentidos y reglones.

Durante todo ese proceso de avances sociopolítico, cultural y económico, como la educación es una acción ideológica, el Estado tuvo que intervenir para controlar los procesos educativos en las naciones, por lo que los gobiernos en el mundo de la reforma protestante, diseñaron a través de Martin Lutero, Juan Calvino y otros líderes del movimiento reformador, el modelo de control estatal de los sistemas educativos. La educación se fortalece en el ámbito estatal, al asumir un papel de mayor protagonismo socializador, debido a la ampliación de la cobertura.

En el ámbito del catolicismo, también surgieron innovaciones sobre las ideas educativas renacentista en el interior de las escuelas que dirigían, iniciándose un proceso de repuesta a la creciente influencia de la reforma protestante, naciendo el espíritu de la contrarreforma dentro de ese movimiento que lideraba Ignacio de Loyola. En ese orden, los jesuitas, sustantivo con que se conoce a los miembros de la congregación que impulsó la denominada Ratio Studioron, que luego evolucionarían hacia las escuelas de José de Calazanz.

Para no cansarles con tanta historia, debo decirles que fue así como llegó el regalo de la educación pública escolar, tan poco valorada por la gente común durante cientos de años.

últimas Noticias

Otras Noticias