Opinión

Seguridad social

Cualquier reforma que se pretenda realizar debe hacerse en consenso a fin de garantizar el éxito en su ejecución y mantener la armonía entre los sectores vinculados, lo que contribuye con la paz del país. Es por eso que cuando se habla de seguridad social se debe reflexionar y discutir sobre los aspectos esenciales que vendrán a transformar la Ley 87-01, para beneficio de la población y particularmente del trabajador.

Hoy en día está en discusión una iniciativa del Gobierno que procura reformar la Ley 87-01 sobre seguridad social, con la que se pretende corregir debilidades del sistema. Es importante destacar que el presidente Danilo Medina siempre se ha inclinado por el consenso.

Esa reforma debe garantizar la continuación de la seguridad jurídica, las finanzas públicas, la equidad social y evitar la evasión y la elusión a los aportes al sistema, y además, debe contribuir a la promoción de la diversificación de los fondos de pensiones y su impacto en la economía, así como a una mayor y mejor protección social.

Ese consenso debe establecer un incremente de las pensiones futuras de los trabajadores, de las personas protegidas, y que no sea excluyente en la protección de la mano de obra, y reconocer los derechos adquiridos. Las inversiones de los fondos de pensiones debe seguir el mecanismo existente en la actualidad, con el objetivo de que contribuyan al impacto socioeconómico y al desarrollo del país.

La iniciativa de permitir al trabajador recibir una mejor y eficiente atención médica en la actualidad y al instante de su retiro, incluyendo a sus familiares. Se debe poner atención al plan de salud que se brinda dentro del Sistema Dominicano de la Seguridad Social, pero todavía es más lamentable en el momento de su retiro, ya que se iría para su casa sin protección de salud, cuando se pasó toda una vida cotizando en ese plan. La precariedad con que opera el sistema de salud es un desestimo para que el trabajador asista con regularidad al médico.

Se debe incorporar iniciativas para lograr que los fondos de pensiones sigan diversificándose y canalizándose más directamente hacia el financiamiento de los sectores productivos y de servicio, que contribuyan al desarrollo del país y al crecimiento de la economía, y a la generación de empleo. Se debe pensar en el trabajador en los diferentes aspectos. Además, como está contemplado en la legislación, se deben crear las condiciones para que los fondos se canalicen hacia el financiamiento en el exterior.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas