Hablan los hechos

La crisis se mantiene en el Vertedero de Duquesa

La crisis que se registra en el Vertedero de Duquesa desde hace varias semanas, y que amenaza la salud de los residentes del municipio Santo Domingo Norte, y de toda la provincia, no vislumbra solución definitiva a pesar de la intervención del ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La descarga de los camiones recolectores de basura de la capital y de los tres municipios de la provincia Santo Domingo fue limitada a un horario de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, agravando un malestar existente entre la empresa manejadora del vertedero y los alcaldes del gran Santo Domingo.

El viernes pasado el titular de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, se presentó al lugar y se logró que Lajún Corporation, administradora del vertedero, aceptara las descargas de los camiones hasta las 8:00 de la noche, y continuar el fin de semana, tiempo para el cual habían anunciado suspensión.

Sin embargo, Lajún sólo ha permitido una descarga a cuenta gotas, y este lunes en el lugar se produjeron incidentes con los empleados de Duquesa, que blandieron armas de fuego contra los choferes de los camiones compactadores de basura, porque protestaron la negligencia y reclamaron solución al conflicto.

Desde hace varios meses, los alcaldes del Gran Santo Domingo vienen reclamando a la empresa Lajun que cumpla con los compromisos que asumió al firmar el contrato de administración del vertedero.

“Tiene que hacer un relleno sanitario para el manejo de la basura, tiene que hacer un trabajo para tratar el lixiviado (liquido pertinente) que emana de los desperdicios y que contamina las aguas del subsuelo, y entre otras cosas, también tiene que hacer una cerca al área donde está manejando a cielo abierto los desechos sólido”, declaró René Polanco, el alcalde de Santo Domingo Norte.

Estas reclamaciones se hicieron comunes entre los gentes de todos los municipios, por lo que Lajún ripostó disponiendo un aumento superior a 1200 por ciento al precio de la tonelada de basura llevada a Duquesa.

La empresa también ha sido cuestionada en los derechos de propiedad que alega tener sobre los terrenos del vertedero, y fue entonces cuando arreció el conflicto con la limitación en el horario de recepción de la basura.

Mientras tanto, el cúmulo de los desechos sólidos y su mal manejo, se constituye en un creciente foco de contaminación que amenaza la salud de los residentes del municipio Santo Domingo Norte.

Asociaciones de médicos especialistas en enfermedades respiratorias, gastroenterología, dermatología y otras, demandan que el presidente de la república tome cartas en el asunto, debido a que Lajún no ha hecho caso a los reclamos que le han formulado los ministerios de Salud Pública y Medio Ambiente.

Los alcaldes del Distrito Nacional y de la provincia Santo Domingo reclaman que la situación se resuelva cuanto antes, debido a que en poco tiempo la capital y poblaciones aledañas estarán llenas de basura por doquier.

Así lo ha dicho el alcalde David Collado, quien se mostró de acuerdo con que se produzca un reajuste en el precio de la tarifa por el depósito de basura en el Vertedero, siempre y cuando sea un “reajuste razonable”.

Seguridad de la población

Los alcaldes también están preocupados por las quejas de la población ante los hechos delincuenciales que se han registrado en diferentes municipios en los últimos días. Crímenes múltiples, violaciones, y atracos que con frecuencia dejan una secuela de muertos y heridos.

Por esa razón procuran el alumbrado eléctrico y otras medidas que permitan frenar el alto índice de crímenes múltiples, atracos, violaciones sexuales y otros delitos que se registran al amparo de la oscuridad y otras diversas circunstancias.

En Santo Domingo Este, Santiago, La Romana y otros municipios se ha hecho frecuente la ocurrencia de crímenes múltiples que han consternado a toda la sociedad, por lo que estiman importante estudiar las características de los hechos para establecer las medidas de lugar.

De ahí han programado viabilizar las tramitaciones para la instalación de los cableados soterrados a través de los cuales se puedan alimentar las cámaras de vigilancias a instalar en lugares específicos.

En Santiago, el alcalde Abel Martínez encabezó el acto de entrega de las documentaciones mediante las cuales su gestión exoneró más de 180 millones de pesos para la operatividad del Sistema 9-11 en ese municipio, que contaría con unos 180 kilómetros de cableado soterrado para las cámaras a ser instaladas.

Igualmente han contemplado la necesidad de establecer prevención en lugares solitarios, tales como destacamentos y otras medidas que contribuyan a frenar el alto índice delincuencial registrado.

Como las autoridades más cercanas a la ciudadanía, las alcaldías del país han estado asumiendo actitudes que no exhibieron en el pasado, dentro de lo que se observa incluso, la creación y consolidación de cuerpos de policías municipales para la mejor efectividad de las gestiones.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas