Editorial

Un Partido activo y dinámico

La última semana el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) presentó credenciales como organización dinámica, emprendedora, autocritica, reiterando apego a las normas y principios que le dieron origen.

En apenas tres días movilizó casi todos los miembros del Comité Central para reunirlos con las comisiones del Comité Político constituidas para socializar los proyectos de reglamentos derivados de las resoluciones del VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello.

El sábado 25 de marzo se desarrollaron encuentros simultáneos en Santiago y Azua. En la Ciudad de los Caballeros, se reunieron los dirigentes de la provincia anfitriona Santiago, y los de Dajabón, Montecristi, Valverde y Santiago Rodríguez. En Azua de Compostela los de San José de Ocoa, Peravia y Azua. En horas de la tarde del sábado el encuentro se produjo en San Cristóbal, con los miembros del Comité Central de esta provincia con territorios en el Sur y el Norte del país.

El domingo tres reuniones simultaneas: En Santa Cruz de Barahona, las provincias Pedernales, Barahona, Bahoruco, San Juan, Elías Piña e Independencia; en Concepción de La Vega con las provincias Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, La Vega y Hermanas Mirabal y en Juan Dolio con los miembros del Comité Central de las provincias La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Hato Mayor y el Seibo.

El jueves anterior se reunieron en la Casa Nacional del PLD los miembros del Comité Central de las provincias Santo Domingo, Monte Plata y el Distrito Nacional. Con anterioridad en San Francisco de Macorís se reportó el encuentro con los dirigentes de Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte, Espaillat y Puerto Plata.

Siete comisiones en las que se repartieron 31 miembros del Comité Político escuchando, apuntando. Poniendo el oído el corazón de la dirigencia peledeísta para auscultar los sonidos de un órgano eficiente, pero que también emite silbidos que pudieran manifestar dolencias o malestar.

Se escucharon sus propuestas, recomendaciones, observaciones a los proyectos de reglamentos, también las quejas, denuncias y llamados a la atención. Un ejercicio democrático de introspección.

Todos estos encuentros que originó el recorrido de cientos de kilómetros para llegar a los puntos acordados, se realizaron con el rigor de las reuniones del PLD, pronunciando al inicio y al final el lema partidario “Servir al Partido para Servir al Pueblo”, proclama que recuerda los compromisos asumidos con la sociedad y la vocación de servicio que debe predominar en cada militante de la organización fundada por el Profesor Juan Bosch.

El reglamento parlamentario peledeista se siguió al pie de la letra otorgando la palabra a quienes previamente la solicitaba en cuyo turno predominaba el respeto a la jerarquía, con apego a la prudencia que caracterizan a las y los peledeístas.

Solo resta el encuentro con los miembros del Comité Central de las seccionales, pero ya las diferentes comisiones preparan los informes y recomendaciones que harán al Comité Político en los preparativos para la reunión del plenario del Comité Central el próximo 22 de abril.

Sin duda alguna se trataron de encuentros provechosos en los que predominó la franqueza y sinceridad de los dirigentes fraguados bajo el rigor de la disciplina consciente, preocupados por República Dominicana, orgullosos de las gestiones de gobierno que han dirigido al país y prestos a dar la batalla, vencer obstáculos, dificultades e inconvenientes.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas