Hablan los hechos

¿Porque es importante el crecimiento económico?

La época más contundente del crecimiento económico mundial la encontramos en el período 1950-1973, sin embargo, el interés por el crecimiento económico, encuentra un fundamento importante en el hecho de que los países que resultaron con mayor destrucción de su economía, también duplicaron su esfuerzo en su afán por tener mayor rapidez en hacer crecer su PIB. En adición, está el surgimiento de los organismos de la comunidad financiera internacional, instituciones que se convirtieron en garantes para impulsar el crecimiento económico, apoyada con la intervención del Estado en la economía como mecanismo de acelerar la reconstrucción de la economía mundial.

Todos están de acuerdo que el crecimiento económico se refiere a la expansión que registra el PIB en un momento específico, pero que cuando esto se produce la cantidad de bienes y servicios aumenta como tal.

A partir de 1973 en la economía mundial y, hasta la actualidad, se han registrado varias fases recesivas que han cambiado el rumbo y orientación de la economía y el modelo en que se había sustentado el crecimiento económico, explicado fundamentalmente por la concepción de cómo superar la crisis energética de esa época y los cambios de objetivos impulsados en las políticas económicas. Para llevar a cabo esa nueva visión de alcanzar tasas adecuadas de crecimiento económico, se ejecutó toda una estrategia de empequeñecer el papel Estado y otorgarle mayor protagonismo al mercado, por lo que se hizo énfasis en la recuperación y crecimiento económico mundial que se había desplomado, lo que relativamente tuvo éxitos en el corto plazo.

Un balance objetivo de las tres últimas décadas del siglo XX, conduce a la conclusión de que existen grandes dudas sobre las teorías de las eficiencias de los mercados libres, la cual tiene mayor sustentación en el fracaso de las políticas desreguladoras y de corte monetaristas para favorecer los sistemas financieros, cuyo dinamismo lo que ha venido es a provocar un desastre mundial con la creación de múltiples productos financieros de vocación especulativas y que han desarticulado la capacidad y control de los organismos de regulación financiera en el mundo. La crisis financiera iniciada en USA en el 2007, la crisis bursátil de 1987, la recesión mundial de 1990 y la burbuja financiera del 2001, son pruebas irrefutables de esta afirmación, cuya mayor dimensión fue la pérdida de empleo derivada de la crisis global y la tragedia de empujar 200 millones de personas a la línea de pobreza en el mundo.

Todos están de acuerdo que el crecimiento económico se refiere a la expansión que registra el PIB en un momento específico, pero que cuando esto se produce la cantidad de bienes y servicios aumenta como tal. Por el contrario, nos damos cuenta que el PIB no está creciendo cuando los bienes y servicios que el consumidor demanda son precarios para encontrarlos, por tanto, es más fácil percibir la desaceleración que la expansión del PIB.

Pero es que cuando la economía crece, los niveles de vida tienden a ser más favorable, sin embargo, los mismos se alcanzan con cierta gradualidad, razón por el cual pocas gentes lo perciben en lo inmediato ya que no se trata de una relación directamente proporcional al crecimiento del PIB. Si la economía de un país crece a un ritmo lento, o no crece, la ciudadanía, entonces, no habría conseguido los bienes y servicios al momento de demandarlos.

Si la economía de un país crece a un ritmo lento, o no crece, la ciudadanía, entonces, no habría conseguido los bienes y servicios al momento de demandarlos.

Al respecto, un ejercicio objetivo nos conduce a reflexionar que si suponemos que la economía no creciera, estaríamos ante la presencia de menos bienes y servicios, entonces, la cantidad de personas que tendrían que compartir esos bienes y servicios seria mayor, se genera escasez y crece la presión por la demanda, y es ahí donde se reconoce la importancia del crecimiento. Como se sabe, el tamaño de la población juega un rol principal en una economía, donde si la población crece a un ritmo mayor que el PIB, entonces, estaríamos frente a un desastre terrible de una expansión exponencial de la pobreza.

La variable demográfica es muy relevante al momento de valorar el crecimiento del PIB, esto así, porque para interpretar este en detalle, es de rigor el saber que la alimentación, la vestimenta y el alojamiento adecuado estarán en función del nivel de comportamiento que tenga la economía. Pues cuando la economía crece, tales variables pueden ser satisfecha, pero si lo que se produce es una desaceleración, la insatisfacción brota por si sola y se expresa en inconformidad masiva que al explotar se expresa con la intranquilidad politica y la perturbación económica, conduciendo a una inestabilidad.

Tambien el crecimiento económico sostenido durante períodos largos incrementa el nivel de vida ya que esto provoca un aumento del empleo, implicando mayor actividad económica y un aumento de los ingresos del Estado a través de los impuestos.

Tambien se sabe que la medición del crecimiento del PIB es coyuntural, pero se ha generalizado la idea de que ese crecimiento ha de traducirse en lo inmediato en una reducción de la pobreza, el cual no se corresponde ya que esta tiene características coyunturales cuya mitigación ha de responder con medidas de politica económica de mediano y largo plazo para lograr los resultados deseados. Tambien el crecimiento económico sostenido durante períodos largos incrementa el nivel de vida ya que esto provoca un aumento del empleo, implicando mayor actividad económica y un aumento de los ingresos del Estado a través de los impuestos.

En definitiva, en la medición del PIB se procura obtener con precisión que tanto crece la economía de un periodo a otro y el impacto que ese crecimiento tiene en el mercado laboral. Por igual, se hace comparación de que tanto se logra crecer en comparación con países de igual nivel estructural ya que hay que tener mucha cautela con estas comparaciones ya que al comparar dos o más países, el que tiene el mayor nivel de PIB no necesariamente significa que esta mejor que el que tiene un PIB inferior, es ahí donde es deseable alcanzar un nivel de crecimiento satisfactorio.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas