Opinión

¿Por qué la militancia peledeísta está de capa caída?

Con esta interrogante termina el artículo anterior, publicado con el título “tiempo de reflexión” y en el que recordábamos al poeta chileno, nobel de la literatura, Don Pablo Neruda. Esta pregunta tiene demasiadas respuestas, todas lógicas, pero marcadas por los intereses de cada una de las partes en que hemos dividido al partido después de la ida de Don Juan Bosch, nuestro líder histórico e ideólogo fundador del instrumento que tiene el propósito fundamental de concluir la obra del Padre de la patria, el abnegado Juan Pablo Duarte, quien fue incomprendido por sus iguales en los tiempos del nacimiento, anexión y restauración de la nación dominicana.

Para iniciar la construcción de la respuesta a tan importante pregunta, como ya dije, interesada, pero en el interés exclusivo de que “no se rompa la Tasa y cada uno se vaya para su Casa.”

Cuentan que en 1940 un Portaviones Norteamericano recibió la orden del Pentágono para que zarpara inmediatamente hacia el Océano Atlántico y esperase en alta mar instrucciones posteriores.

Estando en alta mar un mal tiempo produjo una tempestad que derribó las antenas de comunicación del Portaviones y se encontraban sin instrucciones superiores.

Mientras estaban en la referida situación cruzó un Ferris Trasatlántico y el Capitán del Portaviones preguntó al Capitán del Ferris Trasatlántico: ¿Dónde estamos? Y el Capitán del Ferris Trasatlántico le respondió: ¿Para dónde van? Y el otro Capitán apresurado respondió: No sabemos… y entonces desde el Ferris Trasatlántico se oyó una voz que dijo: Si no saben dónde están; para qué quieren saber para dónde van.

Haciendo una parodia de lo planteado en los párrafos anteriores, podría decirse que Portaviones Norteamericano es el Partido de la Liberación Dominicana y que el Pentágono es el Sexto Congreso Profesor Juan Bosch, celebrado en el año 2000. La tempestad que derribó las antenas de comunicación del Portaviones fue la resolución del Comité Central que aprobó la eliminación de los enlaces designados por el Comité Político a través de la Secretaría de Activistas y Métodos. Estos enlaces eran denominados Activistas Nacionales y el presidente del Partido, el Profesor Juan Bosch lo denominaba como “los ojos y los oídos del Partido.”

Estos ojos y estos oídos fueron eliminados y nadie les sustituyó, iniciando la inoperancia de los organismos que pasaron a ser orientados por intereses particulares, desde los organismos superiores. En otras palabras, nos parcelamos en igual número de miembros del Comité político.

El personaje “Ferris Trasatlántico” en esta parodia, es representada por una gran parte del pueblo dominicano. Sería bueno reflexionar acerca de qué nos enseña esta historia.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas