Opinión

Mira Cinema, Un proyecto de Acceso al Cine.

El crecimiento del cine dominicano se nota en el número de filmes realizados, en la asistencia del público y en la apertura de nuevas salas para beneplácito de los trabajadores del sector, las productoras, distribuidoras y todo el que tenga que ver con esta industria. Como es sabido, el crédito de este despegue se lo lleva la Ley de Cine 108-10 y quienes la han implementado.

Esta ampliación de la oferta para observar el cine se limita, sin embargo, solo a unas cuantas ciudades. Entre ellas, las dos más pobladas, Santo Domingo y Santiago, además de Puerto Plata, Bonao, San Francisco de Macorís, Nagua, Higuey y La Romana. De las 31 provincias, apenas 8 poseen salas de cine para un 6.3 % de los municipios del país.

Es por ello que Wandro Quiroz ha armado una estructura móvil para llevar el pan de la imagen fílmica a aquellos sitios donde ésta no llega y ha hecho una alianza estratégica con la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD-, su Escuela de Cine y la Liga Municipal Dominicana -LMD-, para lograr este ambicioso objetivo.

El lanzamiento de Mira Cinema se realizó en la sede central de la UASD con la película La Familia Reyna del director Tito Rodríguez y el guion del fallecido Carlos Quezada, contando con la presentación de su productor Danilo Reynoso. Las autoridades fueron encabezadas por el Rector, los Decanos y el Director de la Escuela de Cine Julio Melo.

La articulación de una programación basada en obras dominicanas busca una mayor compenetración del público con los temas, las figuras y el particular universo de la cinematografía criolla. La confrontación de esas audiencias con la exhibición proveerá a nuestros cineastas de una retroalimentación necesaria e importante.

Logística y Programación

¿Con qué equipamiento se cuenta? Con una enorme pantalla inflable de 25 x 14, un moderno proyector HD, sonido de alta definición, sistema eléctrico autónomo, microfonía y un equipo de producción con mucha experiencia en eventos de cine y al aire libre, lo que garantiza la calidad técnica necesaria para el disfrute pleno de las películas.

Transformar los barrios y comunidades en salas de cine, integrar a las familias y los habitantes de estos lugares para que accedan a la experiencia fílmica canónica de la proyección en pantalla grande, es otra de las metas que persigue Mira Cinema. Si bien es cierto que la gente disfruta de otros formatos, la aproximación a un tamaño mayor en el visionado permite la comparación.

Se busca cubrir 72 municipios en el 2017 a razón de dos proyecciones semanales que se desarrollan de sábado a domingo a lo largo y ancho del país. Con la muestra de cortometrajes elaborados por los estudiantes de cine de la UASD y de otras procedencias, podría estimular la curiosidad de algunos para realizar cortos en sus comunidades.

Dada la magnitud del emprendimiento y a sabiendas de los gastos operativos, Mira Cinema está abierto a la recepción de patrocinios que le permitan la sostenibilidad, ampliando el radio de acción de esta propuesta cultural y educativa que beneficia a amplios sectores.

La visión sobre este proyecto debe ser entendido como una inversión, una siembra en los futuros espectadores de las obras fílmicas que tendrán la necesidad de ser provistos de locales adecuados para la proyección, y esto a su vez contribuir con el crecimiento económico de la industria.

La Ruta de las Imágenes

Se inició con la primera exhibición en la UASD y ha seguido con Barahona y Dajabón en un carrusel que no se detendrá hasta poblar las pupilas dominicanas de imágenes en movimiento. Una respetable cantidad de ciudadanos accederá a contenidos cinematográficos en su lugar de origen.

Integrar a las autoridades municipales es vital para Mira Cinema por la cercanía de estas a las estructuras primarias de sus comunidades, aprovechando la conexión con las organizaciones sociales locales que son parte importante en la movilidad del hecho cultural en los municipios a cubrir.

Los cineastas dominicanos han respondido cediendo sus filmes en aras de contribuir con este esfuerzo de notable aliento cultural, pero que contribuye a seguir haciendo crecer a nuestro cine dentro del imaginario de espectadores nuevos, una propuesta ganadora para todos los involucrados.

Se acomete una tarea pendiente con la extensión del universo cinematográfico a lugares a los que aún no llega la pantalla grande, o en donde existió y desapareció por motivos de escasa rentabilidad. El caso es que ahora es necesario recuperar esos espacios pensando en la conquista de nuevas audiencias.

La ruta que ha escogido Wandro Quiroz al estructurar Mira Cinema está pensada en las múltiples vertientes del mundo cinematográfico, tocando lo financiero y lo cultural. La intención es recolonizar los espacios perdidos en las provincias y municipios, y lograr que sus habitantes vuelvan a ser hipnotizados por las figuras en movimiento de la pantalla grande. Esta vez, con acento dominicano.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas