Editorial

Se despejan los nubarrones

“Nunca es más oscura la noche que cuando va a amanecer”, es una frase antológica que bien proviene del refranero o de la observación científica en la que se concluye que la densa oscuridad nocturna da paso al asomo de los primeros rayos solares.

Es lo que ha sucedido con la situación política actual y el Partido de la Liberación Dominicana.

En la oscuridad de los ataques despiadados y las apuestas de opositores y empresarios a un terremoto en las filas del partido morado, se ve la luz.

Se despejan los nubarrones y predomina la mirada esperanzadora.

La notable confusión en la población, de la que no se excluye la dirigencia y militancia del Partido de la Liberación Dominicana por los sometimiento de valiosos dirigentes nuestros por los supuestos sobornos de la multinacional Obdebrecht, se despeja.

La prudencia y calma, como siempre, han predominado y reclamando el respeto al debido proceso, esperamos la puesta en libertad de los que quedan en prisión para dirimir las acusaciones en libertad, que es una garantía y un derecho ciudadano. Recordamos que el encarcelamiento es la excepción.

Retomamos el llamado a la familia peledeísta para que se mantenga unida y evitar las especulaciones malintencionadas, así coma seguir con atención la postura de la dirección política, que siempre ha dado la cara.

La capacidad y madurez de la dirigencia partidaria nunca ha estado en duda. Es la experiencia que ha permitido adoptar decisiones comunes y mantener una organización unificada y cohesionada.

Se ha entendido que no es prudente reunirse en los momentos actuales, no obstante los integrantes del Comité Político han sostenido fructíferas reuniones por separado con el Presidente de la Republica, Danilo Medina y con Leonel Fernández, presidente del Partido, recibiendo las orientaciones de los temas consultados.

Es en el marco de estos encuentros, un tanto informales, que se ha respaldado dar calor a los debates en torno a la Ley de Partidos Políticos, unificando la posición que habrá de asumir las bancadas congresionales del PLD, cuando la pieza, que actualmente agota una última fase en la Comisión Bicameral, se conozca en el pleno senatorial y en la Cámara de Diputados.

En el litoral mediático se insiste en colocar al Partido de la Liberación Dominicana en una especie de despeñadero presentando la ausencia de reuniones de su dirección política como clara señal de una inexistente lucha interna y contradicciones insalvables. En este objetivo coincide un segmento de la oposición, la sociedad civil y sectores económicos, empeñados en reducir la influencia de los partidos políticos en la población.

Vanguardia del Pueblo reitera su llamado de alerta, vigilando los aprestos en contra del PLD, manteniendo en alto la moral y a actuar siempre con ecuanimidad y sangre fría.

Aun la noche más oscura no puede evitar la claridad de la mañana.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas