Editorial

En el Día de los Padres

No podemos sucumbir en la disputa de que el “Día de las Madres”, se celebra con más entusiasmo y solemnidad que el “Día de los Padres y en ese sentido presentamos estas líneas rindiendo tributo de reconocimiento a este ser especial.

El ultimo domingo del mes de julio en Republica Dominicana es dedicado a los padres, celebración muy apartada de la tradición norteamericana y europea que lo celebran el tercer domingo de junio o quizás del 19 de marzo, día de San José, padre de Jesús.

El hecho de que esta celebración, como otras en el año se haya convertido en una fiesta más comercial que sentimental y espiritual, no quita el profundo significado que ella encierra.

Resaltamos al padre de Republica Dominicana con una antiquísima tradición de esfuerzos, dedicación, responsabilidad y perseverancia encausando su familia.

En el esquema familiar tradicional dominicano es el padre, como cabeza del hogar, el ser sobre quien recae la mayoría de las responsabilidades en la casa y quien lleva la carga económica, aunque es cada vez más común que esta obligación se comparta con la madre, ser que cada día asume nuevos retos y desafíos en el ámbito profesional, laboral y en el hogar.

Quien ha mostrado el camino correcto a sus hijos, la vía segura para avanzar con seguridad; quien orienta y aconseja en el momento de las decisiones importantes; quien felicita, alienta, comparte, escucha y esta siempre presente, merece que se le atienda y se le agradezca. Es lo que se hace con la celebración de este día.

Al igual que el Día de la Madre o del cumpleaños, en la tradición dominicana se celebra con reuniones familiares, comidas, brindis, regalos o simplemente que nuestros progenitores pasen un rato agradable en familia.

Reconocemos los esfuerzos y sacrificios que a diario hacen nuestros padres para cumplir con sus obligaciones.

En tan fecha especial destacamos las virtudes y atributos del padre dominicano de quien nos enorgullecemos. Felicitaciones

últimas Noticias

Noticias Relacionadas