Opinión

¡División Berlanga! (XXII)

Dijimos en una de nuestras columnas anteriores que la empleomanía burocrática y agrícola de la Grenada Company se había convertido en un alta pequeña burguesía ubicada en la provincia de Monte Cristi y particularmente en Manzanillo, que era en realidad el Municipio Pepillo Salcedo en cuya costa en la Bahía, había sido construido un puerto de calado profundo propiedad de la empresa babanera. Además esa alta pequeña burguesía a la que pertenecía la empleomanía agrícola de las fincas que como dijimos fue presentada, públicamente en la revista Unifruitco, que editaba en español, la United Fruit Company en los Estados Unidos de América, en una fotografía tomada en el año de 1949. En esa fotografía figuran con sus nombres los dominicanos y extranjeros, bajo cuya dirección se habían desarrollado en un proceso de cinco o seis años, las hermosas y productivas fincas, siete en total, que eran un espectáculo de extraordinaria belleza, nunca vista en nuestro país.

Esa foto histórica, fue tomada en el patio del hermoso chalet, en el cual vivía Rafael Bobea, petromacorisano Chief Clerk, que quiere decir, Oficial Mayor de la Superintendencia de la División Agrícola de la Empresa. En ella están los nombres de los extranjeros que vamos a señalar: Míster Johnson, Míster Breck, Míster Ney, Erick Skurnop, Ángel Menéndez Suarez, Míster Shock, el cual desempeñaba las funciones de Superintendente Agrícola, Zaida Ginebra de Lister, “Chao”, Y Míster Braniff. Douglas Johnson, era un antiguo Capitán del Ejército estadounidense que llegó al país cuando la intervención iniciada en 1916, acompañado de un hermano gemelo que ostentaba el mismo rango, quienes quedaron residiendo en el país, muriendo el hermano de Míster Johnson en Palo Verde y enterrado a orillas del río Yaque del norte, cuando ambos trabajaban en la compañía limonera en 1932.

Figuraban también Warren Breck, ingeniero agrónomo, especialista en análisis de las tierras agrícolas, que desempeñaba las funciones de Intendente de la División de Experimentos, Erick Skurnop, según su testimonio ciudadano finlandés, que el padre del autor de esta columna nunca creyó y nuestra familia fue su vecina en la finca Jaramillo que en ese entonces no había sido sembrada de guineos. Nuestro padre afirmaba que Erick, en realidad era un piloto alemán, veterano de la Segunda Guerra Mundial de la Fuerza Aérea conocida con el nombre de Luftwaffe. bajo el régimen de Adolf Hitler. Ángel Menéndez Suarez, español, era capitán del Ejército Republicano de la Guerra Civil de España que tenía ya varios años residiendo en el país, casado con una maestra puerto plateña y Mister Braniff, entomólogo, que estamos convencidos que fue el primer profesional de su área que residió en la Republica Dominicana.

Todos estos extranjeros particularmente los anglosajones que vivían en la División Berlanga, o plantaciones bananeras hablaban el español, así como los que vivían en Manzanillo, la mayoría de ellos con absoluta fluidez, porque el contrato, que el gobierno había subscrito, con la Grenada Company, establecía de manera precisa que todos los funcionarios burocráticos, técnicos; agrícolas y de cualquier otro género, particularmente los estadounidenses, para desempeñar sus funciones en el territorio dominicano, obligatoriamente tenían que hablar nuestra lengua, el idioma español, que era el idioma en el cual podían recibir órdenes la empleomanía burocrática, agrícola y de trabajadores rurales de nuestro país. Continuaremos…

Otras del Comité Político
últimas Noticias

Noticias Relacionadas