Hablan los hechos

La estabilidad económica y política en manos del PLD

Cuando en el año 1973 nace el partido de la liberación dominicana, PLD, surge como nuevo componente del sistema de partido en la República Dominicana, en ese momento se iniciaba un acontecimiento político que iba a gravitar de manera determinante en el quehacer de la actividad política nacional. Más aun, el nuevo partido se concebía para trascender la existencia terrenal de su mentor y guía, el profesor Juan Bosch, quien tuvo la visión de que se trataba de un partido único en América Latina, y a nivel nacional, en cuya primera fase estaba constituido por cuadros políticos sustentado en lo cualitativo.

En la construcción del PLD Bosch enfatizaba en la calidad de sus miembros, el respeto a la disciplina y la unificación de criterios entre los organismos y órganos de la estructura funcional de la organización.

Y ha de ser de esta manera, en virtud de que el surgimiento del PLD es fruto de la interpretación política, económica, social e histórica de la sociedad dominicana hecha por el maestro de la política, el profesor Juan Bosch. Es en tal virtud que Bosch entendió que ante el escaso desarrollo político dominicano, tal situación iba a ser “contrarrestada por la activa conciencia de sectores que han encontrado en el partido de la liberación dominicana la vía para organizarse y expresarse”. Clases sociales en la RD, pág. 51.

Es por tales razones que en la construcción del PLD Bosch enfatizaba en la calidad de sus miembros, el respeto a la disciplina y la unificación de criterios entre los organismos y órganos de la estructura funcional de la organización. Esto de por si se convertía en la fortaleza del partido y una herramienta poderosa contra el individualismo, características principales de la pequeña burguesía, pero a su vez, su base sustantiva.

Al referirse a esta capa social, en la obra citada, Bosch reflexiona que estos “viven con un margen de maniobrabilidad económica muy estrecho, y eso se refleja en un alto grado de susceptibilidad. Es en esas capas sociales, y no en las que están por encima de ellas, donde se dan los episodios de que Fulano mató a Zutano por que este le debía dinero o por motivos parecidos”.

Es teniendo esa visión clara acerca de la sociedad dominicana que se construye el PLD con la finalidad de actuar de una manera objetiva, con sentido de la historia y de cómo funciona el Estado y su economía.

Bosch agrega que “cuanto más insegura sea la situación económica de una persona, más se inclinará a enfrentar los problemas mediante reacciones emocionales incontrolables, y así mismo actuara en la política si adquirió durante los primeros años de su vida el habito de dejarse llevar por las emociones a la hora de tomar decisiones importantes”. Es por esta razón que “la historia dominicana está llena de episodios en que aparecen representantes de esas capas sociales lanzándose a la conquista del poder con tan escasas posibilidades de conquistarlo que las páginas de la historia en que figuran esos episodios nos parecen, a la luz de la razón, invenciones de locos”.

Es teniendo esa visión clara acerca de la sociedad dominicana que se construye el PLD con la finalidad de actuar de una manera objetiva, con sentido de la historia y de cómo funciona el Estado y su economía, de tal suerte que al momento de llegar al poder se pudiera actuar de manera específica en la solución de los principales problemas que han agobiado a la sociedad dominicana. Esa primera prueba de fuego el PLD le tocó asumirla cuando al llegar al poder se produce en circunstancias en el que se requería una reorganización económica, social e institucional fruto del anquilosamiento y reformas con que iniciaba la década de los 90s.

Es para 1996 cuando al PLD le hurgó aplicar las reformas estructurales que iniciaron desde 1991, época en que el crecimiento económico era muy volátil y la sociedad estaba exigiendo que este sea estable y sostenido con inclusión social. Al mismo tiempo de inicial una nueva gestión gubernamental encontró un aspecto muy desfavorable para el gobierno, la cual fue la estrechez presupuestaria con que se había manejado este, especialmente en lo que se refería al nivel de los gastos corrientes.

Concomitantemente en el mundo se estaban produciendo fuertes cambios en la economía, acompañados de crisis, por lo que la llegada al poder del PLD obligó a trabajar en la dirección de alcanzar el objetivo del crecimiento como mecanismo de justificación del cambio político y económico. En una segunda fase, 2005-2011, la situación a enfrentar fue la recuperación de la economía e introducir fuertes ajustes, bajo las recetas del FMI, disciplinar la economía vía el gasto, impulsar el crecimiento económico con estabilidad macroeconómica, aplicación de políticas sociales responsable y sostenida que frenaron la expansión de la pobreza e impulsar una política social institucionalizada ya que esta era inexistente.

En los gobiernos del PLD se ha logrado que en la RD haya alcanzado más democracia económica, más democracia política y participativa, democracia Social y esas son razones poderosas que justifican que la RD necesita al PLD por muchos años.

Una tercera etapa transcurre para el 2011-2017 donde se ha profundizado en la política social, aumento relativo en la cantidad de personas ocupadas en actividades productivas y la preservación de la estabilidad macroeconómica, cuyo impacto ha repercutido en la estabilidad política y social de la República Dominicana. Tal realidad se expresa en logros tangibles como alcanzar una tasa de alfabetización de 92.3%, incrementar a 74.7 la esperanza de vida al nacer, disminuir a 14.5 la mortalidad infantil por cada 1000 nacidos vivos, disminuir la pobreza y el desempleo.

En definitiva, en los gobiernos del PLD se ha logrado que en la RD haya alcanzado más democracia económica, más democracia política y participativa, democracia Social y esas son razones poderosas que justifican que la RD necesita al PLD por muchos años. Pero tal situación obliga que a lo interno se pueda cohabitar de manera unida, respetando las reglas internas y promoviendo la equidad ya que el sistema de partido y la economía dominicana descansa en una alta proporción en la coherencia y respeto con que actúen los discípulos del profesor Juan Bosch.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas