Editorial

Ejemplo de solidaridad peledeísta

Al caer la tarde del domingo 27 de agosto el compañero Leonel Fernández, como presidente de nuestro Partido, realizó tres visitas puntuales en el sector de Invivienda Santo Domingo, del municipio Santo Domingo Este. Presentando condolencias a los familiares de dos dirigentes fallecidos e intercambiando impresiones en la tercera visita con un dirigente con su salud afectada.

El aviso de la presencia del expresidente de la República en esos humildes hogares era solo del conocimiento de la familia de los hogares escogidos para la visita. Aquello no se anunció para poder cumplir con el objetivo trazado, porque la visita tenía un fin solidario, no partidario ni mucho menos proselitista.

En unas dos horas el ex presidente de la República departió con miembros del PLD recibiendo las explicaciones en los hogares visitados, expresando sus condolencias a los familiares de los fallecidos y la solidaridad y atención al dirigente afectado en su salud.

Leonel se identificó con la viuda e hijos de Many Gómez y de Luis Almonte y departió con Reyes Pimentel, un veterano dirigente peledeista con quien el ex mandatario compartió militancia en el legendario Comité Intermedio Juan Núñez Mieses en Villa Consuelo.

Al inicio de agosto hizo similares visitas en el municipio Santo Domingo Norte y en Villa Juana, presentando sus condolencias a los familiares de los fenecidos miembros fundadores del PLD, Federico Bock y Julio Pérez (Julín).

Con este tipo de acto Leonel Fernández predica con el ejemplo, pues viene planteando en sus escritos e intervenciones públicas que el Partido de la Liberación Dominicana debe retomar la calidad de origen para dar el salto dialéctico que pregonó nuestro líder histórico, Profesor Juan Bosch.

La solidaridad, el compañerismo en momentos alegres y difíciles en la vida de un amigo, de un compañero, es parte de esa calidad que las y los peledeistas debemos rescatar.

Este gesto, que lo practica de forma constante el compañero Presidente de la Republica, Danilo Medina, cuando acude a un velatorio, visita un enfermo o emite como jefe de Estado una nota de pésame, tiene que repetirse en cada uno de los dirigentes y miembros del PLD, porque el mismo constituye uno de los principios fundamentales del peledeismo, que se cimenta en una bien articulada y sólida disciplina, su carácter democrático, la vocación de servicio de sus miembros, su apego a la ética, honestidad y amor al pueblo.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas