Opinión

Los ingresos en el Presupuesto

Dada la rigidez de la estructura del gasto público en la República Dominicana, la posibilidad de modificar de manera significativa el presupuesto presentado al Congreso por el Gobierno dominicano son muy escasas: el dinero que debe entregarse a educación, el subsidio al sector eléctrico, las transferencias al Banco Central y a los ayuntamientos, el servicio de la deuda, los gastos en salud, en militares y policías, así como la asignación obligatoria a los diferentes poderes constitucionales, implican que cualquier aumento que se quiera hacer a una actividad o institución deba realizarse en desmedro de otra.

Del lado del ingreso, observamos que en el presupuesto presentado se prevé un crecimiento de un 12.3% con respecto a los esperados para este año 2017. Los impuestos, que es el mayor porcentaje del total de los ingresos (94%), deberán crecer en un 12.6%.

La razón de este aumento vendría dada por un crecimiento del Producto Interno Bruto nominal del 7.9% (el real sería de un 5%), y de un mejoramiento de la administración tributaria, porque el gobierno no incluye entre sus proyecciones cambios impositivos relevantes que modifi quen la estructura tributaria.

En el presupuesto se incluye el cobro del 50% sobre las maquinarias, materias primas y bienes de capital para el sector industrial, que ya se viene cobrando desde este año, por lo que en términos recaudatorios no implica un aumento, y además, se sabe, que esto es sólo un adelanto que se compensa con el ITBIS, que se cobra al vender el producto fabricado, o con la devolución si se exportara o se produjera un bien exento.

Lo que sí parece nuevo, y podría implicar un cierto mejoramiento de las recaudaciones al evitar evasiones y elusiones, es lo de ampliar el cobro del 50% del ITBIS en las aduanas a las importaciones de los sectores de la cadena textil, confecciones y accesorios, y a las empresas que tienen un trato especial por estar en la frontera.

Una novedad recaudatoria es la que obliga a las empresas de zonas francas comerciales a pagar los impuestos correspondientes a las importaciones o compras locales de bebidas alcohólicas y cigarrillos, los cuales les serán devueltos, previa determinación de que han sido vendidos a extranjeros que no residen en el país.

El Gobierno también plantea el cobro del 100% de los impuestos correspondientes a las máquinas tragamonedas y sus partes y piezas; y pretende cobrar los dos pesos por galón de combustible al momento del despacho, para evitar la evasión de este gravamen.

Dos elementos adicionales en los estimados de ingresos y las políticas a aplicar que nos llaman la atención son: 1) El que, a pesar de esperarse que el precio de la onza troy del oro para el año 2018 pueda incrementarse en un 4.1%, llevándolo a unos 1,280 dólares, las recaudaciones estimadas por este concepto bajarán en unos 5 mil 300 millones de pesos. 2) El no aplicar el ajuste por infl ación a las escalas establecidas para las personas físicas por el artículo 296 del Código Tributario (modifi cado por la ley 253 del 2012).

últimas Noticias

Noticias Relacionadas