Internacionales

FAO dispara alarmas por aumento del hambre en Latinoamérica y Caribe

La oficina regional de la FAO y la OPS pusieron hoy en duda que América Latina y el Caribe puedan cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la erradicación del hambre hacia 2030.

El número total de personas que sufren hambre en América Latina y el Caribe ha aumentado en un 6 por ciento, lo cual está revirtiendo décadas de progresos, lamentó Julio Berdegué, delegado regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esa entidad dio a conocer este martes un informe realizado de conjunto con la Organización Panamericana de Salud (OPS) denominado Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017, en el cual coincidieron en la alarma ante una tendencia que si bien es global, es preocupante en el área.

Al mismo tiempo, el sobrepeso y la obesidad afectan a todos los grupos de edad en hombres y mujeres y constituye un problema de salud pública en todos los países de las Américas.

Berdegué, representante de la FAO en su oficina regional en Chile, se mostró contrariado por apuntar que tras nueve años de resultados satisfactorios, el número de personas que padecen hambre se incrementó en 2,5 millones en 2016.

La zona registra 42,5 millones de personas desnutridas, con el fenómeno del sobrepeso y la obesidad que es particularmente acentuado en Chile, donde pese a las medidas tomadas por el Gobierno, el 32,8 por ciento de las mujeres están en esos grupos.

De acuerdo con Eve Crowley, delegada de la FAO para Chile, el caso del país austral es significativo por los elevados precios de los alimentos de calidad, mientras la llamada comida chatarra es mucho más accesible.

Según la FAO y la OPS, Brasil, Cuba, Uruguay, Argentina, Barbados, Chile, México y Trinidad y Tobago integran el grupo con menores problemas de desnutrición en América Latina y el Caribe, en rangos entre 2,5 y cinco por ciento.

Haití es el país con los índices más altos de hambre, con impacto en casi el 47 por ciento de su población, lo que equivale a casi cinco millones de haitianos.

Si bien los niveles de hambre siguen siendo bajos en América Latina y el Caribe en comparación con el resto del mundo, hay señales de que la situación se está deteriorando, especialmente en Sudamérica, donde creció de 5 por ciento en 2015 a 5,6 en 2016.

Al abundar al respecto, la FAO anotó que en Mesoamérica el hambre afectó al 6,5 por ciento de la población en 2016 y si bien no aumentó en el Caribe, la prevalencia es del 17.7.

En el documento, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, comentó que la desnutrición aún persiste en la región, especialmente en poblaciones vulnerables, ahora acompañados del sobrepeso y la obesidad que afectan más que nada a las mujeres, pero también a los niños.

El tema de la obesidad y el sobrepeso recibieron especial atención ya que en palabras de Berdegué, “mata más que el narcotráfico”, y consideró intolerables por el daño en el desarrollo de la región.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas