Opinión

Calidad y acreditación de la educación superior

Nuestro país y en el mundo, la demanda de una educación superior de calidad es cada vez mayor y sostenida; y su internacionalización constituye una realidad a la que deben responder todas las instituciones del sector.

En el caso de la República Dominicana, esa situación hace que se convierta en una necesidad impostergable la creación de un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior.

De hecho, a finales del año pasado 2016, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT), mediante la Orden Departamental 02/2016, designa una comisión para que se encargara de la elaboración de una propuesta de Sistema Dominicano de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior; tomando en consideración que en el marco de las políticas y metas educativas de la presente gestión de gobierno, y dadas las condiciones actuales que a nivel mundial, regional y nacional se están produciendo; demandaban transformaciones en esa dirección.

El propósito principal es establecer en el país un sistema que integre las funciones de regulación y control, garantía, fomento y armonización de estándares de calidad de la educación superior dominicana.

La función de regulación y control está referida a la definición y establecimiento de umbrales o criterios básicos de calidad que sirven de referencia para la creación y funcionamiento de las instituciones de educación superior; y la de garantía procurar los estándares correspondientes al tipo de institución, programa o carrera, y profesión mediante los cuales se asegura una efectiva rendición de cuenta pública acerca de la calidad de cada una de estas entidades.

Mientras que el fomento o promoción se cumple con la creación y aplicación de programas, mecanismos y estrategias normativas y procedimentales, en alianza con entidades internacionales, dirigidas a impulsar y fortalecer la calidad de las instituciones y sus ofertas programáticas. Y finalmente, la armonización internacional de los estándares de calidad se logra mediante la gestión de procesos, instrumentos y normativas equiparables con los del marco internacional más reconocido, con el que interactúan los actores del sistema de educación superior dominicano.

En ese sentido, la creación de un Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, conjuntamente con la dotación de criterios técnicos, instrumentos idóneos, y las normativas correspondientes, son decisiones indispensables para viabilizar el logro de las metas definidas en materia de acreditación institucional, de programas formativos y a nivel profesional. Tal como lo define la Ley 139-01, la acreditación en el contexto de la educación superior, es “un reconocimiento social e institucional, de carácter temporal, mediante el cual se da fe pública de los méritos y el nivel de calidad de una institución de educación superior, de un programa, de una de sus funciones o de elementos constitutivos de estos”.

Relevante resulta la puesta en funcionamiento de este mecanismo sistémico para el aseguramiento de la calidad de la educación superior, lo que permitirá que República Dominicana cuente con un Sistema de Educación Superior con la capacidad necesaria para enfrentar de una manera efectiva, los desafíos nacionales e internacionales en esa materia, incluyendo superar los retrasos en lo que concierne a la acreditación.

Otras del Comité Político
últimas Noticias

Noticias Relacionadas