Opinión

Los hechos en el tiempo

Al cumplirse 16 años de la despedida física de Juan Bosch, ex presidente de la República Dominicana, ejemplo vivo de pulcritud, honestidad, humildad y entrega total a los mejores intereses del pueblo dominicano, resulta saludable para el país hacer un breve y apretado repaso de los últimos cincuenta años de vida republicana. En su discurso inaugural el 27 de febrero de 1963, Bosch expresaba: “Un gobernante democrático debe tener oídos abiertos para oír la verdad, ojos activos para ver lo mal hecho antes de que se realice, mente vigilante para que nada ponga en peligro la libertad de cada ciudadano, y un corazón libre de odios, dedicado día y noche sólo al servicio del pueblo”. Celebrando otro aniversario de la gesta restauradora ese mismo año, decía el ilustre jefe de Estado: <>.

El 27 de abril de 1977 el presidente del Partido de la Liberación Dominicana nos decía: <>.

Juan Bosch fue la negación del pensador renacentista Maquiavelo. Este último aconsejaba: <>.

Resucitemos a Juan Bosch para que nos cree una renovada mística hostosiana que derrote los amagos de un potencial maquiavelismo de nuevo cuño.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas