Hablan los hechos

Un informe técnico prejuiciado y rencoroso

Las declaraciones del presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, afirmando que las supuestas dificultades que se presentaron con los equipos del conteo electrónico no afectan la legitimidad de las elecciones del 15 de mayo del año 2016, ponen punto a un manipulado debate de sectores interesados en afectar la imagen del gobierno y del Partido de la Liberación Dominicana.

Que se filtrara, al parecer de manera deliberada, un informe técnico sobre el desempeño de los equipos del registro de concurrentes y el escrutinio de los votos de las pasadas elecciones envalentonó a los derrotados candidatos y grupos políticos, quienes vieron una oportunidad para aplicar sus estrategias de confrontación.

Llegaron a plantear una supuesta ilegitimidad de las actuales autoridades tomando en consideración la exagerada apreciación del informe técnico, que procede sea analizado y estudiado por los organismos con facultad para ello.

“Debido a lo anterior, se produjo el primer proceso electoral de la Republica Dominicana desde la fundación de la Junta Central Electoral, en el cual la JCE otorga el control del proceso a un tercero”, se precisa en la conclusión, con la que los redactores del citado informe delatan cierto prejuicio con el equipo técnico anterior.

En los medios periodísticos trascendió que alguien a lo interno filtró el informe porque su divulgación se dio a conocer antes que el Pleno de la Junta Central Electoral lo conociera y autorizara su publicación.

Eso se confirma porque cinco días después que se divulgara por los medios de comunicación aparece en el portal de la Junta Central Electoral con el título“Informe Técnico de la JCE”.

Informe prejuiciado

“El mal desempeño de estos equipos es un reflejo de una falta de visión y de objetivos claros para incorporar mejoras en el proceso electoral” se dice en el texto, que es sin duda alguna un juicio de valor que se aparta de la objetividad que debe acompañar un informe de carácter técnico.

El periódico Diario Libre, quien primero publicó algunos aspectos del documento, al segundo día de la publicación, hace saber de quién se trata la coordinación del equipo (si es que lo hubo) que preparó el informe.

Una reseña del día 10 de noviembre hace saber que el informe técnico de la Dirección de Informática de la Junta Central Electoral (JCE) que pone en tela de juicio el funcionamiento de los equipos de registro de concurrentes y del escrutinio de los votos, usados en las pasadas elecciones, “lo dirigió un funcionario que hace seis años tuvo agrias diferencias con la pasada gestión del organismo”.

Identifica el funcionario como Miguel Ángel García, director de Informática, quien desde el año 2003 y hasta el 22 de septiembre del 2011 se desempeñó en la JCE como Administrador General de Informática, cargo al que renunció al sentirse desconsiderado y humillado por el entonces presidente del organismo, Roberto Rosario.

Nunca hubo armonía y, conforme a reportes periodísticos, se afirma en el Diario Libre , ambos funcionarios (Miguel A. García y Franklin Frías, director de Informática) laboraban sin dirigirse la palabra. El detonante de la renuncia de García habría sido una circular al personal del departamento del 26 de agosto del 2011, en la que Frías, en su calidad de director, “prohibía la tramitación y/o modificación a cualquier registro de las bases de datos de la Junta Central Electoral, solicitados por otras instancias de la institución sin la debida autorización y/o conocimiento de quien suscribe”.

Es por ahí donde encontramos las explicaciones para que en un informe, que se supone realizado con el rigor científico, se sugiera “no hacer uso en procesos electorales futuros de los equipos de registro de concurrentes y de escrutinio automatizado”.

Es una recomendación a todas luces prejuiciada, porque nada es tan bueno que no tenga su cosas malas, ni tan malo que no tenga sus cosas buenas, sobre todo en los aspectos técnicos que se fabrican con tecnologías a las que se les adaptan aplicaciones nuevas , que tienden a hacer funcionales maquinarias y equipos.

Dificultades técnicas no afectan legitimidad de elecciones

Las implicaciones sesgadas de este informe lleva a un sector opositor al gobierno a revivir los argumentos de ilegitimidad en las elección de las autoridades, que hacen encender las luces de alerta en la Junta Central Electoral, las que llevan a su Presidente a convocar una conferencia de prensa para enfatizar que las dificultades que se presentaron con los equipos del conteo electrónico, no afectan la legitimidad de las pasadas elecciones: “De manera que asociar un desperfecto informático, con un escrutinio automatizado, que al final de cuentas no fue el determinante, sino que ese escrutinio y esos resultados los dio la Junta Central Electoral después de tener un conteo manual, me parece a mí es lo relevante; una vez pudiera cualquiera pensar que por el hecho que hoy se esté cuestionando, que nuestra Dirección de Informática está cuestionando estos equipos, de alguna manera esto deslegitima las elecciones de mayo de 2016. Y eso no es verdad”, afirmó el titular de la Junta.

Porque no hace tanto, tenemos fresco en la memoria las imágenes de la presencia de los partidos políticos a quienes las mediciones no le alcanzaban , que lanzando la línea de desacreditar el proceso, solicitaron el conteo manual de los votos ignorando los avances tecnológicos y retrocediendo treinta años atrás.

Pero más, en la misma mañana del 15 de mayo, día de las elecciones, se dio a conocer la masiva renuncia de los operadores técnicos de los escáneres, quienes habían sido entrenados por meses, creando la necesidad de usar un técnico por recinto.

Con todos esos inconvenientes la ciudadanía se enteró a tiempo del conteo de los votos en los colegios electorales y el contundente triunfo de la candidatura de la formula Danilo Medina- Margarita Cedeño de Fernández, contra vientos y marea.

Nunca como ahora aquel dicho popular alcanza tanta actualidad. “la carreta no debe ir delante de los caballos”, lo que se impone con la divulgación de este informe de la Junta Central Electoral es que se realicen las indagaciones correspondientes y si en verdad fallaron las maquinas, buscarles las soluciones adecuadas, lejos de animadversiones, tirrias y rencores.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas