Economía

Analizan en Cepal desigualdades de ciudades latinoamericanas

Con acento en el papel y liderazgo de la mujer, diversas personalidades analizan en la sede de la Cepal las desigualdades dentro de las ciudades de América Latina y el Caribe.

En un seminario de dos días que concluye hoy y bajo la sombrilla de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se debate la necesidad de armonizar los roles del estado, las familias, mercado, comunidad.

Para ello es imprescindible que hombres y mujeres se hagan cargo en un contexto de corresponsabilidad y solidaridad, de las labores de cuidado necesarias para la reproducción de la sociedad, consideró el organismo de Naciones Unidas.

La Ministra de la Mujer de Chile, Claudia Pascual, explicó que una encuesta nacional en 2015 reveló que las mujeres sea cual sea su condición, realizan al menos el doble de horas diarias de trabajo no remunerado en comparación con los hombres.

El Gobierno ha implementado diversas políticas y programas con enfoque de corresponsabilidad, que van desde el aumento de la oferta de cupos en las salas cunas y jardines infantiles hasta el diseño de un sistema nacional de cuidado, precisó.

Elkin Velásquez, director regional de ONU-Habitat, destacó que la Nueva Agenda Urbana y el Plan de Acción del área, son instrumentos necesarios para pasar de las ideas a la acción en materia de desarrollo sostenible con igualdad de género en las ciudades.

América Latina y el Caribe tiene 18.000 municipalidades y el llamado es a generar los mecanismos concretos para erradicar la segregación socioespacial y promover el empoderamiento económico de las mujeres en las urbes, dijo Velásquez.

A su turno, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, comentó que las urbes latinoamericanas -en una región con una tasa de urbanización del 79,5%- exhiben enormes desigualdades que forman un entramado complejo de enfrentar.

Refirió, por ejemplo, expresiones de segregación socioespacial, altas tasas de violencia y deterioro ambiental, a las que se suman desigualdades de género en materia de acceso a ingresos propios, niveles de pobreza, uso del tiempo.

“La incorporación de las mujeres al mercado laboral no ha ido de la mano de una mayor participación de los hombres en las tareas domésticas y de cuidado en los hogares, lo que presenta retos para las políticas públicas urbanas”, sostuvo Bárcena.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas