Portada Principal

Fundador del PLD plantea retomar niveles de institucionalidad en el Partido

Luis Hernández, fundador del Partido de la Liberación Dominicana y miembro de su primer Comité Central, sugiere la creación de un órgano que se encargue de manejar las relaciones partido-gobierno y que sirva para canalizar las inquietudes de las bases.

Hernández, quien también tiene el mérito de ser el organizador de la Secretaría de Finanzas del PLD, sostiene que al no estar funcionando los organismos del partido hay que retomar niveles de institucionalidad.

Critica que cuando un dirigente va a una institución a solicitar algún servicio para su comunidad o tratar de resolver algún problema personal lo tratan peor que a un enemigo del Partido. “Eso crea un estado de ánimo que exacerba a los compañeros. Yo he pasado por esa situación”, confesó Hernández entrevistado para Vanguardia del Pueblo.

“Aprendí una cosa, no es tanto lo que tú le puedas conseguir a los compañeros en sentido material, sino el afecto, la atención que se le brinde, que se sienta que son compañeros de respeto”, agrega.

Al requerirle su opinión sobre la situación actual del partido expresa que el PLD tiene que restablecerse para poder sobrevivir, entendiendo que de ninguna manera podrá volver a ser lo que era antes.

Afirma que la condición más importante dentro partido debe ser la de militante puesto que es la que tiene derecho a elegir y ser elegido y que ese derecho tiene que ganárselo. “El partido tiene que presentar la estructura donde esos compañeros puedan seguir desarrollándose y formándose en función de esa nueva estructura”.

Las finanzas del PLD

Luis Hernández fue quien organizó la Secretaría de Finanzas del Partido de la Liberación Dominicana. Le sustituyó Guaroa Guzmán.

Narra que el PLD fue el primer partido que organizó sus finanzas en la República Dominicana y que su fundador el profesor Juan Bosch era muy meticuloso con los gastos de la organización.

Comité Central de inicio del PLD

Los miembros del Comité Central de inicio son: Juan Bosch, su presidente, Antonio (Tonito Abreu), secretario general, José Joaquín Bidó Medina, Rafael Alburquerque, Rafael Antonio Luna (Cheché), quienes integraron el primer Comité Político.
Completaron el Comité Central Franklin Almeyda, Euclides Gutiérrez Félix, Enmanuel (Manny) Espinal, Norge Botello, Temístocles Montás, Dioscórides Espinal, Efraín Calderón Fernández, Amiro Cordero Saleta, Manuel Ramón Taveras, Bienvenido Mejía y Mejía, Arístides Victoria José, Rubén Cedeño, Félix Alburquerque, Héctor René González, Gilberto Martínez, Milagros Ortíz Bosch, Ramón García Germán, Miriam Abreu de Minguijón, Luis Hernández y Pantalón María Arias.

“Yo tenía que rendirle un informe completo a Don Juan. Había que informarle todo lo que ingresaba por cotizaciones, donaciones, rifas y Vanguardia del Pueblo. El periódico costaba cinco cheles y el que se cogía esos cinco cheles era expulsado del Partido”, recuerda.

Refiere que la primera rifa que se hizo en el partido fue fruto de una propuesta que hiciera al expresidente de la República. “Yo le dije Don Juan, nosotros no podemos descansar solamente en bonos porque un compañero no puede coger un bono de 100, 200 o 300 pesos para ofertárselo a una gente del pueblo”.

Explica que cuando los ingresos no eran suficientes para cubrir los gastos del partido lo completaba con las recaudaciones en dólares que enviaba la seccional de los Estados Unidos. “Es posible que yo fuera el único que sabía dónde Don Juan guardaba ese dinero”, comentó.

La seguridad de Don Juan y del partido

Hernández no solo compartía su militancia partidaria como miembro fundador del Comité Intermedio Juan Núñez Mieses y secretario de Finanzas, sino que era también encargado de seguridad del profesor Juan Bosch y el PLD.

Cuenta que aprendió a trabajar en equipo en el PLD y que eso le ha servido para aplicarlo a su vida profesional. “Si tú sabes para que sirve cada compañero lo puedes aprovechar al máximo en esa labor”.

Expresa que cuando Juan Bosch iba a cualquier actividad política, social o cultural, la seguridad visitaba el lugar un día antes para verificar, la entrada y salida y determinar donde se iba a colocar el personal de seguridad.

Recuerda que en varias ocasiones tuvo que salir solo con el líder peledeísta a requerimiento de este, así como algunos incidentes en los que se vio envuelto.

En ese sentido, evoca que en una ocasión llevó a Bosch a una actividad al Museo de las Casas Reales y estacionó el carro próximo a la entrada de la institución, como lo había convenido con los organizadores de la actividad, y que al poco rato llegó la seguridad de Salvador Jorge Blanco, presidente de la República en ese momento y le ordena que retirara el vehículo de ese lugar a lo que él se negó rotundamente diciéndole: -Ese carro no se va a quitar de ahí porque es de un expresidente de la República, si ustedes querían el espacio tenían que venir más temprano y tomar el área. Y ahí se quedó. Don Juan nunca se enteró del hecho”. Nos dijo.

Se aprovechó este tema para preguntarle sobre el temperamento del profesor Juan Bosch, resaltado su forma sencilla de vida, su organización y la permanente enseñanza derivada de sus conversaciones y consejos.

Precisó que era una persona de carácter, pero siempre de buen humor y se cuidaba para no ofender.

Recuerda verlo visto mal humorado un día que regresaban por la autopista Las Américas y en un retén en el peaje de la vía que conduce a la región oriental, un soldado dio un manotazo en la carrocería del vehículo diciendo que ese carro había que revisarlo.

Al presenciar ese gesto violento del soldado, dice Luis Hernández, don Juan se levantó del vehículo y le reclamó al guardia. Mientras eso sucedía Luis Hernández habló con el oficial superior y se le llamó la atención al soldado, respetándose la condición de ex presidente Constitucional de la Republica del Profesor Juan Bosch.

Según se enteró después desde el gobierno y de las Fuerzas Armadas le presentaron excusas al Profesor Juan Bosch por el incidente.

Quien es Luis Hernandez

Luis Eduardo Hernández Félix pertenece al comité intermedio de San Luis del municipio Santo Domingo Este. Se autodefine como el original Luis Hernández (otros dirigentes tienen también ese nombre).

Cuando el profesor Juan Bosch abandona el PRD era el secretario general del comité de la Zona B Rafael Medrano Delgado que abarcaba los barrios Villa Consuelo y Villa Juana y que tenía su local en lo alto de un almacén de provisiones, en la cercanía del Mercado de Villa Consuelo en la ciudad capital.

De 136 dirigentes que tenía el Partido Revolucionario Dominicano en esa zona, 133 pasaron a formar parte de la nueva organización fundada por Juan Bosch, el Partido de la Liberación Dominicana. Estos dirigentes se apertrecharon y se quedaron con el local.

Más tarde, le cambiaron el nombre y le pusieron Juan Núñez Mieses en honor a ese gran organizador peledeísta. Fue secretario general de este Comité Intermedio.

Tiene el mérito de ser uno de los primeros 25 miembros que tuvo el Comité Central. Presidió junto a Efrain Calderón el Congreso Constitutivo Juan Pablo Duarte.

Igualmente, uno de los primeros dirigentes que impartió los talleres de formación política organizados por la Secretaría de Educación que en ese entonces dirigía Francisco Zapata y que se impartieron en todo el país. Le correspondió hablar de la composición social dominicana y la sicología de las clases sociales, teniendo de referencia los textos del Profesor Juan Bosch.

Fue secretario nacional de Finanzas y candidato a síndico por el PLD en la Capital en 1982.

Como funcionario público fue director de Inspección de la Secretaría de Trabajo en la gestión de Rafael Alburquerque. Luego fue designado como miembro del Consejo Directivo del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, cargo que ocupa a la fecha.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas