Opinión

Melocotones, una comedia de ciencia-ficción

El último estreno del movidísimo panorama cinematográfico dominicano en el 2017 lo fue la obra del joven director Héctor M. Valdez quien se adentra en los meandros de la ciencia-ficción, un género tan popular como escaso en la industria cinematográfica de este país. Melocotones es una apuesta arriesgada para nuestro mercado por apelar a una línea de humor muy lejos de lo usual en estos lados.

La historia se sitúa en un lugar cualquiera del Caribe, con un tono ochentoso, en un futuro bastante improbable. Diego lleva a su novia al lugar donde la conoció tratando de arreglar una relación que no funciona, pero su ingenioso plan le sale muy muy mal y no solo por la aparición de Sandro, el antiguo novio de Laura, pues esto es solo la guinda del pastel y el menor de los problemas.

Héctor M. Valdez se pone detrás de la cámara y escribe el guion en compañía de Felipe Jiménez y José R. Alamá, este último también productor del filme. El reducido grupo de actores lo componen Peter Vives, Joaquín Ferreira, Frank Perozo, María Guinea y Ramón Langa (Locutor Emmet), quienes interpretan a estos personajes futuristas.

La pareja dispareja

A medida que nos adentramos en la trama caemos en la cuenta de que la psicorigidez de Diego (Peter Vives), es lo que le impide entenderse con Laura (María Guinea). Ese no dejar que las cosas fluyan, tratando siempre de tener el control como si de un experimento científico se tratase y no de una relación de pareja.

La llegada del antiguo novio de Laura, Sandro (Joaquín Ferreira), un deportista de elite hasta en el sexo, no hace más que mostrar lo obvio de que la chica esta atrapada en el callejón sin salida del controlador Diego y utiliza la llegada del atleta para escapar de la asfixia de una relación en crisis.

El genial plan del científico para recuperar a su pareja es utilizar un casco que ha inventado para volver al pasado y corregir con este artefacto lo que su inutilidad afectiva no puede. Ya sabemos lo que pasa cuando acudimos a la ciencia para resolver situaciones en la que están envueltos los sentimientos.

Con un guion interesante e ingeniosos diálogos, Melocotones transcurre con un cierto interés pero su ritmo decae pasado el primer cuarto de duración y solo remonta en el tramo final. En el interregno de esas dos partes perdemos interés en la historia, sin que podamos recuperarlo durante el trayecto, hasta ese cuarto final del desarrollo.

La gran triunfante de aquí es la factura estética retro-futurista que podemos observar, con una dirección artística impecable como pocas veces hemos visto en una película dominicana, al igual que su muy cuidada fotografía, obra del muy competente Juan Carlos Gómez, un director de fotografía que es una garantía de buena calidad de imagen.

En el apartado actoral tenemos la correcta interpretación de Peter Vives en su personaje de Diego, dotándolo de una cierta ansiedad y neurosis como corresponde. María Guinea como Laura nos queda a deber pues no llega a convencernos del todo en su papel, cosa que si hace Joaquín Ferreira como el latin lover sudamericano Sandro y Frank Perozo en su aparición como Frank.

La conexión entre comedia romántica agridulce y esa mezcla de presente, pasado y futuro, no siempre funciona en esta película, pero cuando lo hace logra sacarnos una sonrisa, demostrando que los problemas sentimentales son siempre los mismos y deben ser resueltos en términos humanos, cosa que ninguna maquina puede hacer.

Un retro futuro de raíz criolla

La apuesta estética por una ciencia ficción de calidad funciona aquí en términos de imagen porque tenemos una calidad visual envidiable, aunque la parte narrativa o actoral no estén a la misma altura, pero es evidente el progreso hecho en este género tan exigente.

Melocotones como fabula retro-futurista es un planteamiento arriesgado de su director Héctor M. Valdez, donde salta a la vista su calidad estético-visual y es de agradecer su evolución hacia otro tipo de comedia menos costumbrista, ofreciéndonos otros caminos igualmente válidos para hacernos reír.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas