Municipalidad

Preocupa desordenado crecimiento de ciudades

El crecimiento urbano informal de las ciudades del país es un reto para las autoridades, que tampoco han podido impedir su desarrollo horizontal, en lugar de vertical como se ha sugerido desde hace muchos años, según se planteó en un panel convocado para debatir el tema en el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, CODIA.

Es una problemática que va a gravitar en el porvenir, porque cerca del 70 por ciento de las personas se concentran en zonas urbanas, frente a un 33 por ciento que está radicada en áreas rurales, según el ingeniero Ignacio Ditrén, titular de la Secretaría de Asuntos Municipales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Explica que esa alta concentración, que se produce en la informalidad, carente de planificación y sin ningún rigor científico o profesional, se verifica al margen de los servicios adecuados de transporte, agua potable, manejo de las aguas residuales y otros, con la consiguiente contaminación de las aguas subterráneas.

El dirigente peledeísta observó que ese malestar también genera una gran presión social porque implica demanda de trabajo y servicios públicos. “Y esto se agrava cada vez más en las regiones fronterizas”, dijo.

Junto a Ditrén estuvieron otros profesionales de la ingeniería y conocerdor del tema urbanístico, como Franklin Labour, Gustavo Valdez y César Emilio Espinosa, quienes por separado se refirieron al proyecto de remodelación y modernización de los sectores Domingo Savio y La Ciénaga, en la capital, en una intervención para sustituir viviendas en mal estado y en riesgo de inundaciones y derrumbes.

Tras ponderar la decisión del gobierno de prestar atención a las condiciones en que vive la gente en la zona cercana al río Ozama, insistieron en la necesidad de buscar mecanismos que permitan frenar el crecimiento urbano informal que se ha incrementado luego de la división territorial de Santo Domingo.

55 Aniversario del CODIA

El debate se dio en el marco de la celebración del 55 Aniversario del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, CODIA, con la participación del presidente de la entidad, agrimensor Juan Cruz Ventura, en la sede de la institución.

El arquitecto Franklin Labour, ex director de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Planificación, al evaluar el impacto negativo del crecimiento urbano informal, expuso la necesidad de enfrentar la situación con iniciativas públicas y privadas para poder detener la situación.

Consideró muy acertada la decisión del gobierno de intervenir los barrios Domingo Savio, la Ciénaga y Los Gandules. “Pero esto es una responsabilidad compartida del sector público y privado”, insistió.

Para este experto en desarrollo urbano, son muy positivas las políticas de Estado aplicadas en materia de transporte como el Teleférico que se construye para comunicar por esa vía el sector Sabana Perdida del Municipio Santo Domingo Norte, con la parta alta de la capital.

Mientras que en representación de los promotores de viviendas construidas por el sector privado participó el arquitecto Gustavo Valdez, quien expuso la vulnerabilidad que se registra en el crecimiento urbano informal, sin las garantías necesarias para la edificación de viviendas dignas.

Los panelistas que debatieron en el CODIA el problema del desordenado crecimiento urbano, refirieron que la “deuda social acumulada” que se tiene con los sectores menos pudientes, son una de las principales causa de la situación.

Plantearon tareas que van desde la aprobación de la ley de ordenamiento territorial, hasta la implementación de proyecto como el anunciado en el barrio Domingo Sabio y Los Gandules, mientras se buscan salidas como el Teleférico.

De acuerdo a los informes de organismos calificados, dijeron, de cada 4 viviendas en la ciudad capital, 3 son enmarcadas en el rango de la informalidad, y carecen de los elementos fundamentales requeridos por las autoridades correspondientes.

Entre los actos de celebración del 55 Aniversario del CODIA, también se realizó otro panel sobre las causas y consecuencias del cambio climático, con la participación de los ingenieros Ernesto Roberto Reina, Francisco Mariano Geomántico, Ramón Rodríguez y Víctor Viñas.

Este grupo centró sus debates en la preocupación existente por los efectos que pueda generar el cambio climático en la agricultura del país, así como en el sector energétiico, entre otros.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas