Opinión

EL GRAN SHOWMAN, música, circo e inclusión

En una etapa de discursos contrapuestos en temas como el acoso o la discriminación, la música y el cine se unen para formar un tándem que muestre y proponga respeto por las creencias o las formas de vivir, siendo esta la base discursiva del Gran Showman.

La película cuenta el nacimiento de un espectáculo que se convirtió en una sensación mundial creado por P.T. Barnum, cuya certera visión fue incluir a los invisibles, a los rechazados por la normalidad de una sociedad que cultiva una ideología de la superioridad no muy lejana de los pensamientos del nazismo.

El Gran Showman (The Greatest Showman) está dirigida por Michael Gracey, el guion es de Jenny Bicks y Bill Condon. Los intérpretes son Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya, Rebecca Ferguson, Austyn Johnson, Cameron Seely, Keala Settle, Sam Humphrey, entre otros talentos que hacen fluir este musical.

La reunión de los invisibles

La espectacular vida de P.T. Barnum en la que se basa la película es narrada en este musical que sorprende por la frescura. Sin alardear o escandalizar, se cuela con gracia en las pantallas aunque sin dejar de hacer alusión a temas tan en boga como la brecha entre las clases sociales o la discriminación.

El magnate circense que interpreta Jackman fue una figura polémica que defendió la igualdad con estas palabras: .

Al entrelazar de manera bastante elegante la parte narrativa con los números musicales, el director Gracey echa manos a ese montaje invisible tan efectivo para estos casos. Es cierto que se toma varias licencias creativas a la hora de recrear la vida de este gran entretenedor, algo que no es un pecado en las artes, siempre y cuando refuerce la obra.

Barnum, quien viene de lo más bajo en la escala social, mantiene su equilibrio apoyándose en su familia primaria, su esposa Charity (Michelle Williams), sus hijas Carolyn y Helen y en la familia adquirida que es el circo. Ambos pilares son su sostén, además de la ambición y los sueños de triunfar.

La trama principal es enriquecida por las subtramas como el romance entre Phillip Carlyle (Zac Efron) y Anne Wheeler (Zendaya), o la relación artística que establece Barnum con la cantante sueca Jenny Lind (Rebecca Ferguson). Todas estas subtramas refuerzan el tema principal que es la actividad circense.

El circo siempre fue un refugio de fenómenos y excluidos dedicado en aquellos tiempos a proveer de entretenimiento a las clases menos favorecidas por la fortuna, como bien retrata El Gran Showman. Al manejarse en los terrenos de las desigualdades de clase lanza un guiño a la compleja situación actual en Estados Unidos y el resto del mundo.

Humanos, muy humanos

La química entre los personajes y los actores funciona adecuadamente, pero incluso por encima de Barnum (Hugh Jackman). La evolución de Phillip Carlyle (Zac Efron) es imprescindible pues siendo de clase alta entendió perfectamente el asunto de la discriminación, y su relación con Anne Wheeler (Zendaya) lo demuestra. Es una vía contraria a la de Barnum, que se casa con una mujer de clase más acomodada, pero al igual que él, lucha por defender sus sentimientos.

Más allá de sus papeles secundarios, Lettie Lutz (Keala Settle) y Tom Thumb (Sam Humprey) trascienden el tamaño de los roles asignados para alcanzar una trascendencia simbólica. La fuerza interpretativa de Humphrey es notable, al igual que la de Settle quien personifica a la mujer barbuda y da vida al tema This is me, escrito por Benj Pasek y Justin Paul y que obtuvo el Globo de Oro a la Mejor Canción Original.

Si El Gran Showman no logra convertirse en una gran película, es por los excesos de elipsis que la hacen parecer un cuento de hadas al eliminar sucesos y dificultades de la vida de Barnum. Otro punto en contra es la falta de una cierta atmosfera, una mayor dosis de realismo la hubiesen hecho más creíble.

El realizador australiano Michael Gracey quizás no logra convertir en una obra maestra a El Gran Showman (The Greatest Showman) pero si en un filme que muestra una imagen muy clara sobre la discriminación y los desniveles sociales. Todo esto para entretenernos sin aspavientos ni discursos grandilocuentes.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas