Hablan los hechos

El desplome del Dow Jones: Una tormenta en Wall Street

En el mercado de valores es del todo conocido que el Dow Jones es el indicador del valor de las acciones transadas en la Bolsa de Valores de Nueva York durante mas de 100 años de experiencia. En tal sentido, el Dow Jones es un índice balanceado que refleja el valor de mercado de 30 compañías de las más reconocidas en los Estados Unidos y el mundo y esa característica, la de balanceado, a las alzas o bajas de este en un día determinado reflejan en general el comportamiento de todas las acciones que se negocian en la Bolsa de Nueva York, o Wall Street.

El interés que despierta el Dow Jones en Wall Street se explica en una alta proporción en que la fuerte venta de acciones tiene su origen en expectativas de una mayor inflación y de un rendimiento mayor de los bonos del Tesoro de EE.UU.

Pero es que el comportamiento del índice Dow Jones mide el desempeño de las acciones de 65 compañías, el cual refleja el comportamiento del precio de la acción de las 30 compañías industriales más importantes y reconocidas de EE.UU. La experiencia empírica evidencia que las empresas que componen el Dow Jones pueden variar dependiendo de ciertos criterios, pero la mayoría de ellas son de gran capitalización, dado que 56 de sus 65 componentes se transan en la bolsa de valores de Nueva York, lo que significa que el comportamiento de este índice es un reflejo del desempeño de la economía de ese pais.

Es importante precisar que los índices bursátiles son números índices que reflejan la evolución en el tiempo de los precios de los títulos cotizados en un mercado. Pero resulta que la muestra de activos que componen el índice obedece a ciertos criterios de elección que tienen que ver con el volumen negociado y la capitalización bursátil y dado que existen distintos tipos de títulos cotizados, como acciones y derivados se pueden calcular diferentes tipos de índices, aunque los más conocidos son los que se refieren a las acciones.

El interés que despierta el Dow Jones en Wall Street se explica en una alta proporción en que la fuerte venta de acciones tiene su origen en expectativas de una mayor inflación y de un rendimiento mayor de los bonos del Tesoro de EE.UU. Es así como las acciones que se cotizan en Wall Street provoca preocupación cuando se cae en un terreno inestable cuya incertidumbre se genera en la esfera del mercado bursátil por la caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro y la probabilidad de fuertes variaciones en las tasas de interés de la Reserva Federal.

El efecto dominó que produce la caída del Dow Jones, por supuesto el desplome del precio de las acciones, ha golpeado de manera contundente a los mercados globales, en particular el de Japón, Hong Kong y Australia, los cuales registraron una caída alarmante.

Normalmente se produce una gran preocupación por los ajustes en la politica monetaria que el Banco Central, o Reserva Federal, pueda realizar ya que el mercado financiero siempre está muy pendiente a lo que ocurre con la misma. Recientemente el índice principal de Wall Street, el Dow Jones, sufrió una estrepitosa caída considerada como la peor desde junio de 2016, pues las cifras definitivas reflejaban que el Dow Jones retrocedió 2,54%, es decir 665,75 puntos, a 25.520,96 unidades, lo que equivale a una pérdida de un 4,12% en tan solo una semana.

Los niveles de sensibilidad que reinan en el mercado bursátil de Wall Street se debe a las perspectivas de inflación, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años los cuales subieron 2,853%, contra 2,790%, situación que provoca vulnerabilidad en la bolsa de valores de New York. A esto se agrega que los más grandes integrantes del Dow Jones, las grandes petroleras estadounidenses Chevron y ExxonMobil ayudaron a acelerar la caída del índice Dow Jones de la bolsa neoyorquina tras conocerse sus decepcionantes resultados financieros trimestrales.

Tambien se tiene la certeza que entre los factores que han contribuido a que en Wall Street se haya producido una hecatombe bursátil es que el índice Dow Jones haya caído por el alarmante de mas de 1.800 en las últimas sesiones, cuyo desplome último es evaluado como el peor desde agosto de 2011, durante la crisis de la deuda europea. El efecto dominó que produce la caída del Dow Jones, por supuesto el desplome del precio de las acciones, ha golpeado de manera contundente a los mercados globales, en particular el de Japón, Hong Kong y Australia, los cuales registraron una caída alarmante.

La situación de Wall Street es de tal magnitud que prevalece un nerviosismo en las últimas semanas que ha desembocado en una ola de ventas que ha llevado al Dow Jones a su mayor caída desde 2011.

Hay que resaltar que Wall Street se tornado muy sensible con la nueva administración de gobierno norteamericano, los cambios fuertes en la politica exterior y el rompimiento de múltiples acuerdos comerciales con otras naciones del mundo lo que se interpreta como una mayor incorporación de riesgos en la economía. A esto hay que agregarle los altos niveles de desempleo, el crecimiento lento en la economía, las discrepancias constantes con el gobierno de Corea del Norte y el cambio oficial en la presidencia de la reserva Federal, el Banco Central.

La situación de Wall Street es de tal magnitud que prevalece un nerviosismo en las últimas semanas que ha desembocado en una ola de ventas que ha llevado al Dow Jones a su mayor caída desde 2011. El índice industrial y financiero ha registrado su retroceso más grande de la historia en puntos, al dejarse en 1.175 puntos hasta los 24.346 puntos, esto significa que en términos porcentuales, el descenso es del 4,6%, mientras que el S&P 500 cede un 4,1% y el Nasdaq se deja un 3,78%.

En definitiva, en Wall Street se está asistiendo a una tormenta financiera preocupante ya la misma tiene consecuencias inmediatas en la economía real y efectos globales. Pues esta situación lo que recuerda es la caída de la Bolsa de valores de Wall Street, en el 2007, la cual terminó involucrando a la economía mundial con efectos perniciosos que aun no se superan y que situaciones como la que se han presentado disparan el botón del pánico en la economía global.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas