Políticas

Johnson insta a curar las heridas tras ganar elecciones británicas

El primer ministro Boris Johnson instó hoy a los británicos a restañar las heridas del Brexit, en su primer discurso a la nación después de la arrolladora victoria del Partido Conservador en las elecciones generales.

Es hora de pasar la página y dejar que comiencen a sanar las heridas, exhortó Johnson desde la puerta de su residencia en el número 10 de Downing Street.

El gobernante, quien este viernes obtuvo el permiso de la reina Isabel II para formar gobierno después que los Tories ganaron la víspera 365 de los 650 curules de la Cámara de los Comunes, prometió además concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el 31 de enero próximo.

En un tono conciliatorio, muy diferente a la retórica antieuropea usada meses atrás, Johnson aseguró que una vez consumado el Brexit, su país trabajara con la UE para construir una nueva relación como amigos, e iguales en soberanía.
Tras agradecer a los electores que contribuyeron con sus votos a darle una mayoría absoluta que los Tories no alcanzaban desde los tiempos de la primera ministra Margaret Thatcher, el líder conservador tendió incluso la mano a los que desean permanecer dentro de la alianza europea.

En este gobierno conservador de una sola nación jamás ignoraremos sus buenos y positivos sentimientos de calidez y simpatías hacia las demás naciones de Europa, afirmó.

El opositor Partido Laborista tuvo el peor resultado desde 1935, al alcanzar apenas 203 asientos parlamentarios, 59 menos de los logrados en la última legislatura.

En declaraciones a la prensa esta madrugada, el líder de la segunda fuerza política del país, Jeremy Corbyn, admitió sentirse decepcionado por la derrota, la cual atribuyó a la polarización y la división provocada por el Brexit.
Presentamos un manifiesto de esperanza y unidad, que ayudaría a corregir los errores, las injusticias y la desigualdad que existen en este país, pero el Brexit polarizó el debate y lo dividió, recordó.

El político de 70 años, quien anunció que no volverá a liderar una campaña electoral de su partido, denunció además los ataques sin precedentes lanzados por la prensa de derecha contra su persona, su familia, y la organización que dirige.

El resto de los curules de la Cámara de los Comunes estarán ocupados por el Partido Nacional Escocés, que ganó 48 de los 59 asientos asignados a Escocia, los Liberales Demócratas (13), y los Unionistas norirlandeses, con ocho.
Los otros 15 escaños quedaron repartidos entre los independentistas del Sinn Fein (7), los galeses del Plaid Cymru (4), Partido Socialdemócrata y Laborista (2), mientras que el Partido de la Alianza y los Verdes se alzaron un asiento per cápita.

En total se registraron casi 32 millones de votos, para un 67 por ciento de asistencia a las urnas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas