Opinión

Mensaje de fin de año

Hola, compañeros, compañeras:

Con el final de diciembre llega el inicio del próximo año esta noche a las 12:01.

Vistos con objetividad, todos los meses son iguales, pues son el resultado de una división y organización del tiempo, que es lineal en el sentido de que avanza en una dirección; división, decimos, hecha por el hombre para un mejor control de sus actividades y el logro de sus propósitos, de los cuales el principal sigue siendo la conservación de su especie.

Pese a lo que acabamos de decir, que no es otra cosa que el juicio de un racionalista a ultranza, en el transcurso de su vida la humanidad –y si no toda la parte que le ha tocado vivir en Occidente– aprendió a ver diciembre como el mes que cierra un ciclo y prepara el inicio de otro. De ahí quizás esa carga de subjetividades, esos valores con que apreciamos esta época del año, la que consideramos propicia para la evaluación de nuestras vidas y realizaciones.

Así llegamos al último día del año 2019 y pasamos balance de lo realizado. En términos políticos, sociales y económicos, que es lo que nos interesa destacar, el PLD llega al final del año siendo la principal organización del país, pese a la salida de un grupo significativo de sus miembros, en calidad y cantidad. Además, aunque ha imperado una gran incertidumbre respecto a la definición electoral, hemos llegado al último día de 2019 con un candidato presidencial, Gonzalo Castillo, que dejó de ser conocido por un estrecho círculo de peledeístas para convertirse en una figura nacional que ha empezado a ser identificado como el principal candidato presidencial. Y lo mismo pasa con la mayoría de los demás candidatos, y de manera especial con Domingo Contreras en el DN.

Entonces, desde el punto de vista político el balance de fin de año es positivo.

En el aspecto social y económico, que van de la mano del político, también hemos tenido un buen balance: se mantiene la estabilidad macroeconómica con la inflación controlada, un crecimiento estimado en alrededor del 5%. Y el logro de un aumento salarial, sin distorsión de la economía, en una amplia franja del sector privado.

Ahora debemos consolidar esos logros y profundizarlos. Ese es nuestro compromiso en el año que se inicia mañana primero de enero.

Vemos el futuro con optimismo porque contamos con un partido unificado, una dirección experimentada y un pueblo inteligente y receptivo que sabe que lo que más le conviene es que el PLD continúe dirigiendo los destinos nacionales.

Adelante, compañeros, recibamos el 2020 con optimismo y la buena disposición de trabajar por el logro de nuestras metas, que son a fin de cuenta las metas del pueblo dominicano, al que nos debemos y por cuyo bienestar existimos, por decisión del dominicano más grande de nuestra historia política contemporánea: el profesor Juan Bosch.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas