Cultura

Víctor Manuel y su gusto por el pescado frito estilo Boca Chic

El cantautor Víctor Manuel San José Sánchez recrea en su reciente libro «El gusto es mío», sus experiencias culinarias y gastronómicas tanto en su natal España como en su periplo por el mundo.

Los testimonios están matizados por las características sociales, economicas, políticas y culturales de cada nación visitada, en la mayoría de casos junto a su esposa, la sensual cantante y actriz Ana Belén.

En el pasaje dedicado a República Dominicana, recuerda que la primera vez que estuvieron aquí fue de forma solidaria para el festival Siete Días con el Pueblo, en 1974.

Rememora que se alojaron en casa de una hermana de Enma Tavarez Justo y que su edecan fue Orlando Martínez, director de la revista Ahora.

Martínez fue asesinado por esbirros del cuasi dictador Joaquín Balaguer en 1975, y un año después el cantautor vino para un homenaje al mártir, a quien habia dedicado una canción.

Alojado en la misma vivienda, Víctor Manuel narra que el régimen vigilaba su entorno con militares dotados de fusiles, mientas que él estaba «armado sólo de canciones».

Sin contar, que antes de la clausura de Siete Días con el Pueblo, el gobierno obligó a todos los artistas extranjeros a salír apresuradamente de país.

Pero en cuanto a la gastronomía criolla el autor destaca platos como el locrio de chicharrón, , la gallina criolla guisada, el arroz con habichuelas y el sancocho de siete carnes.

Pero lo que más le agradó, igual que a Ana Belén fue el pescado frito en Boca Chica, a donde fueron invitados por Orlando Martínez.

En un restaurante playero Víctor degustó un sabroso chillo frito al limón con tostones.

Esa experiencia fue tan gratificante, que confiesa, que en posteriores visitas ha estado de nuevo en Boca Chica en busca de esos sabores.

Particularmente resalta que en el restaurante Boca Marina saboreó una enorme colirubia sabrosamente adobada.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas