Hablan los hechos

Las elecciones del 2020 inspiran reflexión de connotados religiosos

En los primeros días laborables del 2020 se constituyó en tema de comentarios las reflexiones del reverendo Ezequiel Molina en la concentración de feligreses realizada el día primero en el Estadio Olímpico de la Capital bajo el epígrafe de “Batalla de la Fe”

Las reflexiones espirituales, propias de la práctica religiosa, el pastor las acompañó con el abordaje del tema electoral, consciente de los compromisos ciudadanos de este año, con dos procesos electorales, febrero para las elecciones municipales y mayo para las presidenciales y congresuales.

Trató un punto que ha sido tema del Partido de la Liberación Dominicana , es el relativo al peligro que representa una desconfianza en la Junta Central Electoral, órgano del Estado que viene realizando ingentes esfuerzos para organizar unas votaciones bastantes complejas.

El pastor evangélico pidió evitar formar más desconfianza alrededor de la Junta Central Electoral. En nombre de la comunidad cristiana ha dicho que el pueblo no quiere caos, desordenes, propios de sociedades semisalvajes respaldando en ese sentido el dialogo y la conciencia civilizada.

Molina dijo que si no era mucho pedir a los políticos quería que se reconociera el trabajo de la institución electoral, que fue una institución que los mismos partidos políticos eligieron.

Con anterioridad a estas reflexiones el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Monseñor Jesús Castro Marte, advirtió que la Junta Central Electoral, la sociedad civil y los partidos políticos son fundamentales para que las elecciones de este año salgan limpias, con mucha transparencia.

El prelado católico manifestó que los integrantes de la Junta Central Electoral son personas de mucha capacidad e integridad, que han asumido una postura de escucha a los partidos políticos y la sociedad civil.

Exhortó a las autoridades electorales, a los ciudadanos, la sociedad civil y los demás sectores a que se unan en una sola voz para que el país salga bien de las elecciones venideras.

Luego de las denuncias de fraude que no se han podido fundamental en las elecciones primarias, se hace fundamental aclarar el camino hacia las elecciones del recién iniciado 2020.

Las reflexiones de ambos religiosos van limpiando la autopista que llevará a los comicios municipales de febrero y presidenciales y congresuales de mayo.

El fantasma de los fraudes, que empañó años atrás la democracia dominicana, ha quedado superado por la voluntad de los actores políticos y por el desarrollo de la tecnología, que facilita la vigilancia y la supervisión

La democracia no puede afianzarse si no se tiene confianza en las instituciones, como el caso del órgano de comicios, que ha llevado al llamado de los lideres religiosos citados.

En el fin de semana pasado la Junta Central Electoral dio inicio a los trabajos de auditoría forense al Sistema de Voto Automatizado, que fue utilizado en las Primarias Simultáneas el pasado 6 de octubre de 2019, como se le ha solicitado.

El presidente de la Junta dijo que la auditoría no es para apañar nada, “es simplemente la búsqueda de lo que ocurrió y que nos interesa sobre todo a nosotros”, comentando en ese escenario con los delegados de los partidos y los medios de comunicación informó que ahora son tres los procesos de revisión del voto automatizado, una empresa española haciendo una auditoría forense, ; empresas norteamericanas e instituciones políticas de la sociedad civil de Estados Unidnos haciendo la certificación del software y la multinacional Microsoft trabajando en un programa y en un plan que vienen a dar garantías y seguridades para la implementación del Voto Automatizado.

Fue en ese encuentro que el magistrado Julio César Castaños Guzmán dio su visto bueno a la presencia en los colegios electorales de “un delegado acreditado, desarmado y en paz “, contrario a la guardia pretoriana que se anunció defenderían el voto en los recintos comiciales.

Se estila como un buen órgano electoral el que arbitre de manera correcta un proceso con un amplio menú de opciones, como se aprecia, quiere hacer el actual Pleno de la JCE, que recibe solicitudes, que adopta decisiones de conjunto, que consulta a los partidos y recuerda de manera oportuna los plazos y las normas que rigen el proceso.

El PLD lo ha dicho y reitera su respaldo a los esfuerzos realizados desde la Junta Central Electoral por modernizar los procesos electorales garantizar así la agilidad de las votaciones, el escrutinio y transparencia. Evitemos la desconfianza injustificada en la JCE.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas