Economía

Mercados en alerta

La tensión mundial por el conflicto entre EEUU e Irán tras el asesinato del general Qassem Soleimani mantiene en vilo a los mercados, lo que provoca que los activos como el petróleo, los metales, y las monedas de refugio se disparen, según los reportes de diferentes agencias de prensa y economistas que dan seguimiento a los mercados internacionales y bolas

Los precios del petróleo trepaban un 2% el lunes y el crudo Brent superó el umbral de 70 dólares, luego de que las ásperas declaraciones el fin de semana entre Estados Unidos e Irán avivaron las tensiones en Oriente Medio tras un ataque estadounidense que mató a un importante comandante iraní.

Los futuros del Brent avanzaron hasta un máximo intradía de 70,74 dólares el barril y cotizaban con alza de 1,49%, a 69,62 dólares, a las 1030 GMT.

En tanto, los futuros del referencial estadounidense WTI ganaban 1,17%, a 63,79 dólares el barril, después de haber tocado anteriormente los 64,72 dólares, su máximo nivel desde abril.

La tendencia extendía las alzas de más de 3% del viernes tras un ataque aéreo de Estados Unidos en Bagdad que mató al comandante militar iraní Qassem Soleimani, un hecho que despertó temor a una escalada de los conflictos en Oriente Medio y su posible impacto en los suministros de petróleo de la región.

La región representa casi la mitad de la producción de petróleo de mundo, mientras que un quinto de los embarques globales de crudo atraviesan el Estrecho de Ormuz.

El domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con imponer sanciones a Irak, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP, si las tropas norteamericanas son obligadas a salir de la nación. Horas antes, el Parlamento iraquí aprobó una resolución llamando a todas las tropas extranjeras a salir del país.

«La situación genera mucha incertidumbre y muchas reacciones especulativas sobre el escenario geopolítico. Aunque es poco posible que haya un cierre del Estrecho de Ormuz, el deterioro en Irak conlleva riesgos para los suministros», dijo Norbert Rucker, jefe de economía del banco suizo Julius Baer.

De todas formas, analistas de Goldman Sachs dijeron que la actual prima de riesgo alineada con los diferenciales del precio mensual del Brent ya es bastante elevada y que sería necesaria una interrupción real de los suministros de crudo para sostener los actuales niveles del barril.

El oro subía el lunes y llegó cerca de un pico de siete años ante las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán, mientras que el paladio superó el nivel de 2.000 dólares por onza para alcanzar niveles récord.

El yen y otras monedas consideradas seguras se apreciaban el lunes, junto con activos como el oro, ya que los inversores temían que la muerte del comandante militar más prominente de Irán por parte de Estados Unidos pudiera desencadenar mayores conflictos en Oriente Medio.

La búsqueda por refugio se inició el viernes después de que el comandante iraní Qassem Soleimani falleció en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses contra su convoy en el aeropuerto de Bagdad. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió sobre una «gran represalia» si Irán respondía.

El domingo, Irán se distanció aún más del acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales, del cual Estados Unidos se retiró en 2018. Dijo que continuaría cooperando con el organismo de control nuclear de Naciones Unidas, pero que no respetaría los límites de su trabajo de enriquecimiento de uranio.

El yen trepó el lunes a un máximo de tres meses de 107,77 frente al dólar en las operaciones en Asia y posteriormente sumaba un 0,2% en el día a 108 yenes.

El oro al contado avanzó cerca de un máximo de casi siete años, y los precios del crudo subían por temor a que cualquier conflicto en la región pudiera interrumpir los suministros mundiales.

El franco suizo, otra moneda considerada segura, cotizaba plano, aunque cerca del máximo de cuatro meses de 1,0824 que alcanzó frente al euro el viernes.

El índice dólar tenía una leve baja de 0,21%, mientras que frente al euro tenía un declive de 0,1% a 1,1167 dólares.

Los indicadores de volatilidad implícita en el par de divisas más negociadas, por otro lado, estaban relativamente tranquilos, lo que sugiere que los inversores aún no están huyendo para agregar protección a sus carteras comprando opciones de divisas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas