Medio Ambiente

Abogan por acelerar respuestas ante el cambio climático

El presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), Hoesung Lee, llamó hoy a los gobiernos a acelerar las respuestas al amenazante fenómeno, en el comienzo en la Unesco de la 52 sesión de ese mecanismo.
Acompañado por la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, el científico sudcoreano señaló a la prensa en esta capital que existe una distancia entre los descubrimientos y las alertas de la comunidad científica y las medidas emprendidas para enfrentar el desafío.

Poco antes de la instalación oficial del foro de una semana, insistió en que la humanidad no se encuentra al nivel de respuesta que necesita ante el cambio climático, ni al que debería conducir el Acuerdo de París.
Urge que los decisores políticos actúen con mayor celeridad, si bien son muchos sus retos, esta cuestión podría resolver problemas que atentan contra el bienestar humano, dijo el responsable del IPCC.

Este grupo fue creado en 1988 para realizar evaluaciones integrales acerca de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, impacto y estrategias a seguir.

De acuerdo con Hoesung, más allá de cualquier análisis, la realidad es que el mundo no puede seguir actuando como hasta ahora y debe asumir una transición.

Este es un mensaje importante, que enviamos por todos lados con la esperanza de que los líderes adopten las respuestas necesarias más temprano que tarde, subrayó.

El presidente del IPCC y Azoulay coincidieron en resaltar el aporte de la ciencia de cara al conocimiento del cambio climático y sus consecuencias, y en la creación de herramientas para combatirlo.

La directora general de la Unesco aseguró que se trata de una batalla por el planeta, en la cual la educación representa un instrumento esencial desde las nuevas generaciones.

En uno de sus reportes más esclarecedores sobre la amenaza y la manera de asumirla, el IPCC expuso los impactos del calentamiento global de 1 grado centígrado, entre ellos las condiciones meteorológicas más extremas y el aumento del nivel del mar.

De igual manera, consideró posible limitar el incremento de las temperaturas a 1,5 grados, lo que requiere un compromiso sólido de la comunidad internacional, en aras de reducir casi a la mitad las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera en 2030 respecto a los niveles de 2010 y alcanzar las cero emisiones para 2050.
Al ritmo actual, la humanidad sería testigo de un aumento de las temperaturas de 1,5 grados centígrados entre 2030 y 2052, que podrían llegar hasta cuatro grados para el 2100.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas