Opinión

Estabilidad-elecciones

No debe haber dudas sobre la continuación de la estabilidad macroeconómica en el proceso electoral, aunque algunos agentes económicos, con compromisos políticos, normalmente se pasan el tiempo pronosticando desastres económicos para llevar incertidumbre en la población.

Pasó enero y llevamos más de la mitad de febrero y las actividades económicas continúan con el mismo dinamismo que cerró el 2019, lo que se debe a que el presidente Danilo Medina está comprometido con la disciplina fiscal para que se mantenga la estabilidad macroeconómica, eje fundamentalmente de la política monetaria.
La República Dominicana ha disfrutado de un fuerte crecimiento económico, con un promedio del 6.0% anual entre 2012 y 2019, una de las tasas más rápida de expansión de América Latina y el Caribe, impulsado por una sólida demanda interna.
El continuo crecimiento ha impactado en la reducción de la pobreza y la desigualdad, ayudando a expandir la clase media, y procurando alcanzar su objetivo de convertirse en un país de altos ingresos para el 2030, y para ello ha estado mejorando el equilibrio fiscal, su capital humano y promoviendo un entorno empresarial sobresaliente, así como gestionando de mejor manera los recursos naturales para mitigar los riesgos relacionados con el clima, y aumentar la transparencia en la formulación de políticas y rendición de cuentas.
En el 2019 el Producto Interno Bruto creció 5.1%, mientras que la inflación fue de 3.66%, por debajo de la meta de 4% del Banco Central. La expansión de la economía estuvo sustentada por la inversión y el consumo del sector privado.
La cartera de crédito al sector privado tanto en moneda nacional como extranjera cerró con un incremento interanual de 11.7%, equivalente a un aumento de RD$127,668.4 millones, la mayor expansión anual de la historia de la economía dominicana para un año calendario.Las reservas internacionales alcanzaron US$8,781.8 millones al cierre de 2019 aproximadamente un 10 % del PIB, que sería el nivel óptimo de acuerdo al FMI.
Las medidas de flexibilización implementadas por la Junta Monetaria dinamizaron el crédito privado, el cual registró un aumento interanual de RD$104,304.0 millones, para un crecimiento de 12.0%, superior al crecimiento del PIB nominal.La economía reaccionó favorablemente a las medidas de flexibilización monetaria adoptadas a mediados de año, mediante las cuales el Banco Central redujo su tasa de interés de 5.50% a 4.50% anual y la Junta Monetaria dispuso la liberación de RD$34 mil millones del encaje legal.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas