Internacionales

Trump niega a Obama y se atribuye todo el éxito económico de EE.UU.

El presidente Donald Trump negó hoy el éxito económico de la administración Obama y se atribuyó toda la recuperación de Estados Unidos a su esfuerzo en la Casa Blanca.

El gobernante busca distanciar la economía fuerte en la que basa su apuesta reeleccionista e intentó restarle importancia al impacto del expresidente Barack Obama en el crecimiento económico y la creación de empleos, según un informe de la Casa Blanca.

Según el diario The Hill, Trump y los principales economistas de su entorno trataron de disipar las afirmaciones de que el presidente hizo poco para mejorar la creciente economía.

Si bien los expertos atribuyen la expansión a una amplia gama de políticas económicas y fiscales, Trump y sus principales colaboradores sostienen en el Informe Económico de 2020 del presidente que su programa es el responsable de evitar una desaceleración ampliamente esperada durante su mandato, asegura el diario.

«La economía actual no es una continuación de la expansión después de la Gran Recesión», dijo Tomas Philipson, presidente en funciones del Consejo de Asesores Económicos del gobierno, en una conferencia telefónica con periodistas.
Aquellos que dicen que esto es actualmente una continuación de la expansión pasada están contradiciendo lo que ellos mismos dijeron en 2016, alegó el funcionario.

Trump se jacta con frecuencia de que bajo su vigilancia el país desafió una predicción de la mayoría de los economistas en 2016 de que el crecimiento y el aumento de los puestos de trabajo se ralentizarían con respecto al ritmo que se disfrutó bajo el mandato de Obama.

Cita The Hill que la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) proyectó que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) se reduciría a 2,2 por ciento en 2018 y a 1,7 por ciento en 2019, con una tasa de desempleo que se mantendría entre 4,5 y 4,8 por ciento en ese tiempo.

Sin embargo, el PIB se elevó al 2,9 por ciento en 2018 antes de caer al 2,4 por ciento en 2019, ya que la tasa de desempleo alcanzó el 3,5 por ciento, su nivel más bajo en 50 años.

«El presidente Obama está tratando de atribuirse el mérito del auge económico que se está produciendo bajo la administración de Trump», escribió el presidente el lunes en respuesta a un tuit de Obama que conmemoraba su firma del proyecto de ley de estímulo de 2009.

La economía añadió un promedio de 224 mil empleos cada mes durante los tres últimos años de la presidencia de Obama para un total de 8,1 millones de empleos, según datos del Departamento de Trabajo, en comparación con un promedio mensual de 182 mil empleos bajo los primeros tres años de Trump para un total de 6,6 millones de empleos.

Además economistas de todo el espectro ideológico plantean que es demasiado pronto para calibrar el impacto de sus recortes de impuestos y su desregulación en las perspectivas de crecimiento a largo plazo de Estados Unidos.

Sin embargo, Trump y sus principales asesores económicos insisten en que sus esfuerzos aceleraron la economía, aunque ésta sigue más o menos la misma trayectoria que tenía antes de que él asumiera el cargo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas