Hablan los hechos

La pandemia en la postelecciones

La panorámica del fin de semana de la agencia Prensa Latina nos presenta de forma conjugada las elecciones extraordinarias municipales del domingo 15 marzo en República Dominicana y el enfrentamiento al nuevo coronavirus Covid-19.

Participamos en las votaciones reprogramadas para el señalado día luego de la criticada decisión de la Junta Central Electoral (JCE) de suspender de forma total las elecciones de febrero, que provocó una indignación colectiva que perjudicó a la opción política más afectada por la cuestionada suspensión, el Partido de la Liberación Dominicana.

La misma noche de las votaciones se observó a un envalentonado candidato a las elecciones presidenciales de mayo proclamarse ganador de unas elecciones municipales y desplegar en los diarios nacionales, al dia siguiente, una costosa publicidad en franca violación a la Ley y ante la indiferencia mediática de hacedores de opinión, críticos tenaces al gobierno, quienes hipócritamente se presentan como objetivos.

En medio de las votaciones se resaltó la opinión de otro candidato presidencial, quien luego de ejercer su derecho al voto ante una batería de periodistas consideró que “no fue oportuno ni prudente” haber anunciado las medidas para contener el coronavirus en la víspera.

En procura de enmendar ese grave error, dos días después el ex jefe de Estado aludido saludó el conjunto de medidas anunciadas por el gobierno, dirigidas a contener la pandemia del coronavirus y mitigar sus efectos económicos, sugiriendo una serie de acciones adicionales, consideradas atinadas.

Es que la magnitud de la pandemia ha llevado a que se comprenda la situación y por tanto que exista identificación con las medidas que ha dispuesto el gobierno, Salud Pública y el Banco Central, dejando a un lado los reclamos.

Enfrascarse entre las elecciones extraordinarias municipales y el enfrentamiento al nuevo coronavirus Covid-19 ha llevado a un sector de la oposición a manipular los resultados finales de las votaciones con la complicidad de opinantes sabelotodo, quienes operan en los medios de comunicación, y a la crítica malsana a las medidas adoptadas por el gobierno, ignorando que son las disposiciones aplicadas en todo el mundo y las que dieron resultado a China en la provincia de Hubei y su capital Wuhan, por donde estalló en diciembre pasado la virosis

Lastimante es penetrar a las redes sociales para comprobar los insultos y cuestionamientos a las disposiciones del gobierno para contener la propagación del COVID 19, incluso hasta el extremo de presentarlas como una obra del gobierno, tal y como se comprueba en los cientos de mensajes en la red social twitter de una frustrado aspirante a la senaduría, un verdadero extremista, difamador y endiosado o de algunos dirigentes partidario de escritorio, exhibiendo una intelectualidad que no demuestran.

Ahora estamos en el punto alto de la curva de la pandemia, que ha causado estragos en Asia, Europa y que apenas inicia en América Latina y el Caribe, razón por la cual todo lo que se ha hecho en República dominicana, bajo la orientación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud(OPS), es el inicio de una gran ofensiva, que requiere del respaldo ciudadano,

La población ha actuado con conciencia, ha comprendido la magnitud del problema; se ha sacrificado en respaldo de las medidas de contingencia aplicadas por el Gobierno, aun con las excepciones denunciadas por los medios de comunicación.

Como ha sucedido en Europa, el COVID 19 en República Dominicana ha cambiado los hábitos ciudadanos, sobretodo de un sector social que históricamente ha demostrado que no renuncia a los placeres o comodidades.

El aislamiento social era la medida recomendada con la transparencia en la información y la actuación, por ello la actuación temprana del Gobierno y la designación de comisiones especializadas para abordar los diferentes aspectos de la epidemia a escala mundial.

En el plano internacional tenemos la referencia ideal para concluir que las autoridades dominicanas actuaron con tiempo.

Italia cuando el número de fallecimientos sobrepasó los de China adoptó medidas restrictivas en el movimiento, cerrando las tiendas y otros servicios, disposiciones que no llegaron a tiempo para evitar los innumerables casos que sobrepasaron la capacidad de atención del sistema sanitario

El nuevo Coronavirus (COVID 19) ha puesto en evidencia el manejo caótico de Donald Trump al frente de la principal potencia de la tierra. Al darse a conocer los primeros informes del caso, Trump hizo un esfuerzo por desacreditar la seriedad del tema, mostrando mayor preocupación por el mercado que por la salud de la población.

El Banco Central, el Banco de Reservas, la Dirección de Impuestos Internos de Republica Dominicana han adoptado medidas que procuran amortiguar el impacto económico de la pandemia, lo mismo que las entidades de asistencia social del Gobierno.

El discurso del presidente Medina, el martes, la puesta en vigor de una serie de medidas han sido acogidas por el público y de forma tímida por un sector opositor en abierta campaña electoral.

Todo esto luce insuficiente ante una epidemia que cruza frontera, una peste nueva, que mientras se estudia y se analiza su modo de tratar y prevenir, su incidencia va en aumento

Pese a los críticos, el gobierno ha actuado a tiempo, adoptando medidas que van a mitigar un poco más, la terrible situación.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas