Editorial

La tarea del gobierno es seguir llevando confianza a la gente

El Senado de la República ratificó la resolución de la Cámara de Diputados de extender solo por 17 días el estado emergencia para enfrentar el brote infeccioso de Coronavirus (COVID-19) y tomar las medidas de lugar para la protección de la salud de las personas y la vida económica de la nación.

En su petición al Congreso el Presidente Danilo Medina solicitaba otros 25 días, pero por razones de competencia política, solo se le concedió hasta el 30 abril, modificación que los congresistas del Partido de la Liberación Dominicana acataron para evitar las contradicciones en los actuales momentos que demandan unidad, solidaridad para derrotar al virus peligroso.

En una práctica egoísta desde la oposición al gobierno se apuesta al fracaso de la medidas gubernamentales, por entenderse que ello le favorecería electoral y políticamente.

Sin duda alguna un razonamiento equivocado, inhumano porque el país y el mundo están ante la presencia de un enemigo mortífero, que en lo inmediato nos ha dejado cifras aproximadas a los dos millones de afectados y cientos de miles de fallecimientos.

Aún resuena la especulación de una congresista opositora, quien desde su curul, al inicio de marzo, ponía en duda que el Coronavirus estuviera en República Dominicana, acusando al Gobierno de actuar con el propósito de “sacar” el tema electoral de la palestra pública.

Sin duda esa ha sido la tónica que ha guiado el accionar de un grupo opositor, de donde se le ha declarado la guerra al Gobierno en momento que se libra una gran batalla con un destructor enemigo, por demás de comportamiento desconocido y cuyas formas de enfrentar aún están en estudio.

Mientras eso sucede las autoridades han dado muestras más que suficiente de vocación de servicio aun en la adversidad, adoptando las medidas recomendadas para reforzar la salud de las personas, el sistema sanitario para hacer frente a la pandemia y beneficiar a la población y a los sectores productivos.

Cabe aquí la cita del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus : “No se puede utilizar el COVID-19 para ganar puntos políticos, no hay necesidad. Hay muchas otras formas de probarse a sí mismos, este virus no es el que debe ser utilizado para eso. Es como jugar con fuego. La unidad nacional es esencial si nos importa la gente”

El comportamiento del nuevo Coronavirus COVID-19 en el país y en todo el mundo ha dejado una lección, la de trabajar más allá de los partidos políticos, de las ideologías, de las creencias, de las diferencias sociales o económicas, porque la enfermedad no tiene miramientos.

Politizar la pandemia tiene también que ir a cuarentena, mientras desde el Gobierno se sigue llevando confianza a la gente

últimas Noticias
Noticias Relacionadas