Editorial

Luchar con más fuerza para aplacar el virus

El Gobierno ha adoptado con responsabilidad y entrega una serie de medidas destinadas en primer término a la preservación de vidas, a reforzar el sistema de salud en esta lucha contra el nuevo Coronavirus (COVID-19), al tiempo que también trabaja para mantener la economía dominicana a flote.

De su lado el pueblo dominicano, en gran medida, ha reaccionado con valentía, con responsabilidad y con espíritu solidario, acogiendo las recomendaciones de las autoridades, haciendo consciencia de los peligros que asechan con la presencia de este microrganismo, que ha puesto a la humanidad en jaque.

La semana iniciará con el Congreso Nacional conociendo la solicitud de extensión del estado de emergencia, que le otorga autoridad al gobierno central para adoptar medidas excepcionales como lo demandan las circunstancias.

Se ha extendido por quince días el toque de queda y con la prolongación de esta medida quedan prohibidos los viajes al interior del país, excepto para el transporte de mercancías esenciales.

El Gobierno ha activado además los Comités Provinciales de Prevención, Mitigación y Respuesta ante Desastres, mientras se cumple con las compensaciones económicas adoptadas por una comisión especial que trata los temas de la economía y de los empleos

En materia de salud se ha iniciado la aplicación de algunas pruebas rápidas que cumplen con el nivel de confiabilidad requerido, priorizando al personal del sistema de salud, policías y militares, y a los dominicanos que regresen del exterior y llegó la primera partida de la hidroxicloroquina, medicamento que actúa sobre el sistema inmunológico, probado con éxito en otros países con buenos resultados, que permite tratar los infectados y evitar decesos.

En el fin de semana Salud Publica concentró esfuerzos en el reforzamiento de la vigilancia epidemiológica, supervisión y control de las medidas preventivas y de atención en las provincias con mayor concentración de casos positivos, con el respaldo de las autoridades y de la población.

En los informes de resultados observamos que vamos ganando la batalla, aunque de lo que se trata es de una guerra, que proyecta ser prolongada, porque después que se alcance el control de la pandemia, tendremos que enfrentar los resultados de una parálisis económica que agudizará la situación de los que pueden y de los que menos pueden.

Vamos adelantando pasos en el control y tratamiento de la enfermedad, mientras se avanza en procura de una vacuna, pero no podemos en ningún momento descuidarnos o renunciar a un accionar, por el contrario, se debe luchar con más fuerza para aplacar el virus.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas