Tecnología

Raspberry Pi: cómo es el respirador de bajo costo que se probará en Colombia en medio de la pandemia del coronavirus

La tecnología puede ser una gran aliada en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Un equipo de ingenieros en Colombia planea someter a pruebas un respirador artificial hecho con piezas relativamente fáciles de conseguir y un Raspberry Pi, una computadora de bajo costo.

El diseño y el código de la computadora fueron publicados en internet en marzo por Marco Mascorro de California, Estados Unidos, que no tenía experiencia previa en la creación de equipos médicos.

El hombre, que es ingeniero de robótica, dijo que construyó el respirador porque sabía que estos dispositivos tenían una gran demanda para tratar la enfermedad covid-19.

Su publicación provocó una avalancha de comentarios de los trabajadores de la salud.

Y él ha utilizado esos consejos para hacer mejoras en el producto.

«Soy un verdadero creyente de que la tecnología puede resolver muchos de los problemas que tenemos en este momento específicamente en esta pandemia», le dijo Mascorro a la BBC.

Por su parte, el equipo colombiano que planea probar este nuevo e innovador respirador artificial afirmó que el diseño es importante para el país porque las piezas de los modelos tradicionales podrían ser difíciles de conseguir.

El diseño de Mascorro usa solo piezas fáciles de encontrar. Por ejemplo, las válvulas que emplea se pueden conseguir en tiendas de suministros de autos o en comercios que venden artículos de plomería.

Está previsto que el respirador sea sometido a una ronda rápida de pruebas en dos instituciones en Bogotá: el Hospital Universitario de la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de Los Andes.

Así es el prototipo del respirador hecho con Raspberry Pi, una computadora de placa reducida de bajo costo. (Imagen portada)

«La lucha contra la covid-19 es como una carrera», dijo Omar Ramírez, quien liderará las pruebas.

«Todo el mundo está compitiendo contra la enfermedad, pero en diferentes pistas y lo que determina esas diferentes pistas es el acceso a recursos y experiencia».

Poder computacional

La Raspberry Pi juega un papel clave en el respirador.

La invención británica es una placa de computadora pequeña y de bajo costo, que fue creada originalmente para ayudar a enseñar a codificar.

Pero en los últimos ocho años fue utilizada para una amplia gama de proyectos electrónicos.

Tener una computadora para controlar el respirador es fundamental. Establece la presión de aire, abre y cierra válvulas, y puede regular si un paciente necesita asistencia respiratoria total o parcial.

Mascorro diseñó el código y lo publicó de manera abierta (open source, en inglés), lo que significa que cualquiera puede usarlo o modificarlo sin cargo.

Se han fabricado más de 30 millones de computadoras Rasberry Pi desde su lanzamiento en 2012.

«La belleza de desarrollar un sistema centrado en software es que podemos hacer cambios en los procesos sin hacer mucho por el hardware», explicó.

Pruebas

El respirador funcionará sin parar durante cinco días sobre un conjunto de pulmones artificiales, como parte de las pruebas.

Si las supera, la máquina se someterá a ensayos con animales.

El equipo colombiano espera comenzar el test en humanos a principios de mayo.

Y si ellos también son un éxito, el objetivo es comenzar a usar versiones producidas en masa en pacientes de hospitales a mediados de año.

El cronograma refleja la urgencia con que las autoridades colombianas están tratando la pandemia del nuevo coronavirus.

Hacer las pruebas y obtener el permiso reglamentario para desplegar dicho equipo normalmente llevaría unos 18 meses.

Esta visualización se basa en datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins y puede que no refleje la información más actualizada de cada país.

Pero algunos médicos no están convencidos de que esta máquina estará disponible, al menos durante el brote actual.

«Cualquier cosa que pueda proporcionar un respaldo puede ser útil, pero debe probarse adecuadamente para ver si sirve para dar el soporte de oxígeno y presión», afirmó el doctor Albert Rizzo, director médico de la Sociedad Estadounidense del Pulmón, una ONG con sede en Chicago, Estados Unidos.

Sin embargo, Rizzo agregó que el proyecto tiene el potencial de producir respiradores artificiales confiables que podrían usarse durante futuras pandemias.

TOMADO DE: BBC-Tecnología

últimas Noticias
Noticias Relacionadas