Editorial

Prudencia en la fase actual de la pandemia

Desde organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o la Organización Mundial de la Salud (OMS) se está llamando a ser cautelosos, antes de decretar el desconfinamiento, dejando en suspenso las medidas de protección para evitar el contagio con el nuevo coronavirus, identificado como COVID-19.

En República Dominicana, salubristas, epidemiólogos y medios de comunicación hacen igual recomendación, conociendo los rebrotes de la enfermedad en los lugares en donde se decretó una reapertura sin regla alguna.

Es innegable el deseo de todos de retornar a la normalidad o a la nueva realidad que nos espera al atenuarse los efectos de pandemia. Es la petición de la industria, del comercio, de los sectores productivos en general, como también es el anhelo de adultos, jóvenes y niños, mortificados por el confinamiento.

Ya los versados en la conducta humana comienzan a describir el síndrome que ha generado la cuarentena, en la que insistentemente se invita al distanciamiento social, sabiendo que por naturaleza el hombre (y la mujer) es un ser social, que necesita del otro para sobrevivir.

Son fuertes las presiones para que el Gobierno autorice el reinicio de ciertas actividades comerciales y laborales, como también se hacen reiterativas las advertencias de tener cuidado con reajustar las medidas.

Una simple observación de los gráficos estadísticos que presenta el Ministerio de Salud Publica indican que transitamos en una etapa crítica de la pandemia, hemos tenido picos en la curva de los casos reportados, lo que no excluye que se produzcan otras elevaciones, sobre todo si no se respetan las recomendaciones del confinamiento que es el tratamiento y la prevención eficaz a esta nueva enfermedad, que transita sin que se cuente con vacuna o tratamiento establecido.

Hasta que se tenga plena seguridad de que los casos están disminuyendo de manera constante no se puede tocar el tema de flexibilizar las medidas; ha sido la recomendación de los organismos internacionales de salud, teniendo de base el comportamiento de la virosis en otros países.

El presidente Danilo Medina ha dicho que no debe primar la prisa para para descontinuar las medidas que la población ha asumido con tanto sacrificio, ante el contrario, le ha pedido al país que no baje la guardia en las acciones preventivas.

Debemos vernos en el espejo de aquellos países que flexibilizaron las medidas, confiados en la evolución biológica de otros virus, que no es el COVID.19, cuyo comportamiento es objeto de estudios, viéndose obligados a dar marcha atrás, ante un rebrote más intenso y con mayor poder letal.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas