Hablan los hechos

Resultados electorales motivan trabajo entusiasta hacia el triunfo

La Dirección del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) viene instruyendo a sus dirigentes en los municipios y provincias sobre los pasos a seguir en la actual fase de la campaña electoral con miras a las Elecciones Presidenciales y Congresuales del 5 de julio de este año.

Aplican la decisión adoptada por el Comité Político de respaldo a la convocatoria de la Junta Central Electoral y ordenar el trabajo de campaña, tomando en consideración la presencia del nuevo coronavirus COVID-19, que obliga al trabajo creativo para conquistar el voto.

En la última semana han quedado constituido los comités de campaña en las provincias, municipios, circunscripciones, mientras trabaja un Comité Nacional de Campaña con estructuras fundamentales, para la estrategia, la campaña presidencial, vice presidencial, congresual y la Dirección Electoral para el desarrollo de los esquemas de trabajo, que han dado los sucesivos triunfos al PLD en las últimas elecciones.

Que el martes 17 marzo, dos días después de las elecciones municipales, se haya declarado la emergencia nacional por la pandemia del COVID-19, no permitió el análisis de los resultados de las votaciones, que la oposición y sus acólitos mediáticos, presentaran como la debacle del PLD. Un análisis objetivo, ponderado de esos números, presentan otra realidad, que debe servir de estímulo al trabajo en marcha con miras a la cita de julio.

Sin duda alguna el PLD participó el 15 de marzo en un escenario competitivo desfavorable caracterizado por una agresiva y calumniosa campaña, que logró confundir muchos electores, históricamente identificados con el PLD, quienes al final optaron por la abstención, como se demuestra en el alto nivel de no participación.

El informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) desvinculando al Gobierno y al PLD de la injustificada suspensión total de los comicios de febrero, junto al comportamiento de la oposición en la pandemia y la conducta de las autoridades municipales del opositor PRM, han generado un despertar ciudadano.

Las candidaturas peledeístas terminaron siendo impactadas por el descontento generalizado de la suspensión de las elecciones de febrero, empujada por la oposición y que luego manipularon responsabilizando al gobierno y al PLD de la desafortunada decisión

Los resultados de las municipales de marzo

En un escenario totalmente desfavorable, el Partido de la Liberación Dominicana y aliados se constituyó en la alianza partidaria con mayor cantidad de posiciones electivas alcanzadas, 1,124 cargos electivos alcanzó el PLD con sus aliados contra 1,011 del PRM y aliados, una diferencia de 113 favoreciendo al PLD

La alianza encabezada por el PLD obtuvo más Directores de distritos municipales, más vocales y regidores. El renglón en el cual quedamos debajo fue en el correspondiente a los alcaldes; obtuvimos 65, contra 81.

En cuanto al voto universal, es decir de voto a voto, la diferencia es menor al uno por ciento de los votos válidos emitidos. Se trata de 26 mil 905 votos.

En el análisis de los resultados, publicados por la Junta Central Electoral se determina que por territorio el Partido de la Liberación Dominicana y aliados alcanzaron el triunfo en 21 provincias y el PRM aliados en apenas 11 provincias

Este punto amerita la explicación que ha de servir para organizar el trabajo electoral encomendado en los actuales momentos es que en las 21 provincias ganadas por la coalición peledeísta tienen menor cantidad de electores que las de la oposición y el nivel de abstención fue menor.

Las estadísticas generales que hemos presentado han sido completadas por la Dirección Electoral del Comité de Campaña con datos particulares por municipios y distritos municipales, que han de servir de insumo para el trabajo asignado con miras a las elecciones del 5 de julio.

El panorama ha cambiado a favor del PLD

Sin duda alguna después del desplome de la mentira y el manejo que ha tenido el Gobierno de la crisis sanitaria y la alta sensibilidad del candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, la situación ha cambiado.

Para ese cambio de actitud ha influido la comprobación del gran peligro que representa la nación ponerla en manos irresponsable.

Si en el peor de los casos, el PLD con su aliados obtiene más posiciones electivas, gana más provincias en cl voto universal, concluimos, como se manifiesta en las encuestas , que estamos en una buena posición, que debemos completar con el trabajo arduo, sin perder el tiempo, para alcanzar de nuevo el triunfo y asi permitir que Republica Dominicana continue por los senderos del progreso, del bienestar y desarrollo.

Como lo expresara el presidente Danilo Medina en el discurso del 17 de mayo, el gran reto a que nos enfrentamos es “salvaguardar, no solo la vida y la seguridad del pueblo dominicano, sino también el bienestar y la estabilidad que hemos logrado defender incluso ante la amenaza más grande del último siglo, que ha sido la pandemia del COVID-19”

últimas Noticias
Noticias Relacionadas